03 de diciembre de 2022

Monseñor Peña Parra (I) y el arzobispo emérito de Valencia, Antonio Cañizares

El arzobispo emérito de Valencia, Antonio Cañizares se despide de ValenciaEP

Cañizares se despedirá de la archidiócesis de Valencia con una Eucaristía en la Catedral

El domingo 27 de noviembre en la Catedral de Valencia, el cardenal Cañizares celebrará una última misa antes de abandonar la archidiócesis

El administrador apostólico de la archidiócesis de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares abandona su cargo tras aceptar el Papa su renuncia el pasado 10 de octubre.
Lo hará el próximo domingo 27 de noviembre; y se despedirá de la archidiócesis en la que ha estado 8 años celebrando una misa en la Catedral de Valencia.
Los obispos auxiliares Arturo Ros, Javier Salinas y Vicente Juan, quisieron agradecer la labor del arzobispo «por estos ocho años de pontificado, por su magisterio y su servicio y entrega incansable e incondicional a todos nosotros».
Asimismo, piden a toda la archidiócesis acudir a la última misa del cardenal «para dar gracias a Dios, y como un signo de comunión y agradecimiento al que ha presidido en la caridad nuestra Archidiócesis».
Califican de «acontecimiento decisivo» la aceptación de la renuncia por el Papa y el consiguiente abandono de Cañizares así como y el nombramiento de Enrique Benavent como nuevo arzobispo de Valencia.
Continúan dando gracias, esta vez «a Dios, que no abandona nunca a su pueblo, a rezar por nuestro nuevo arzobispo, y dar gracias a don Antonio por su pontificado».

Carta pastoral de Cañizares

Por su parte, el cardenal, en su carta pastoral de despedida convoca a los fieles de la archidiócesis, en la Catedral de Valencia «a las seis de la tarde la Eucaristía de despedida en la Catedral, antes de retirarme al seminario de Moncada, para orar y vivir los años que Dios me conceda».
Cañizares muestra su deseo de «despedir, abrazar, agradecer y pedir perdón», y continua diciendo que «con todos deseo unirme en la misma comunión en el Cuerpo del Señor que nos hace ser su Iglesia; por todos quiero orar; con todos, anhelo dar gracias al Señor».
Al igual que sus obispos auxiliares, el arzobispo agradece a Dios estos ocho años a la cabeza de la archidiócesis de Valencia: «lo único que puedo hacer es darle gracias, por su infinita misericordia y por todo lo bueno que Él ha hecho a través de mi ministerio en estos ocho años».
Finalmente explica la razón por la que ha escogido el día 27 como fecha para su despedida, que es «sencillamente porque en ese domingo iniciamos el Adviento, tiempo de esperanza, y se nos abre la aurora de la Inmaculada»; y por último invita a todos los fieles valencianos a seguir a Cristo: «No os canséis de conocerle ni de proclamarle. En Él tenemos todos los gozos, la alegría, la felicidad, la paz. En Él sólo, y nada más que en Él está la Vida, la salvación, la esperanza».
Comentarios
tracking