30 de enero de 2023

Enrique Benavent pronuncia sus primeras palabras como arzobispo de Valencia.

Enrique Benavent pronuncia sus primeras palabras como arzobispo de Valencia.Europa Press

Enrique Benavent, nuevo arzobispo de Valencia: «Os pido que sigáis rezando por mí»

«Vuelvo a casa con alegría, pero también con temor porque, de alguna manera, veo que la responsabilidad es más grande que mis fuerzas", ha señalado el nuevo arzobispo de Valencia

Enrique Benavent, nuevo arzobispo de Valencia, ha asegurado que asume el cargo con la responsabilidad de encabezar una Iglesia «extensa y muy diversa», en un momento en el que «no es fácil» difundir la fe cristiana, por eso ha pedido la confianza de todos los fieles de la archidiócesis.
Benavent ha señalado la manera en que vuelve su tierra: «Vuelvo a casa con alegría, pero también con temor porque, de alguna manera, veo que la responsabilidad es más grande que mis fuerzas. Por eso pido que sigáis rezando por mí», ha reconocido el nuevo arzobispo.

Releva a Antonio Cañizares

Así lo ha manifestado en Benavites (Valencia) en su entrada desde Tortosa (Tarragona) por esta población, la primera parroquia del Arzobispado de Valencia. Se trata de una tradición en la que se dirige por primera vez en suelo valenciano a la Archidiócesis, un día antes de tomar posesión este sábado en la Catedral de València.

«A veces da la impresión de que no se ve, pero en realidad hay mucha vida cristianaEnrique Benavent

Benavent, que releva en el cargo a Antonio Cañizares y hasta ahora era arzobispo de Tortosa, ha dedicado sus primeras palabras a agradecer el nombramiento de esta «misión nueva» como un gesto de confianza, con «la gran alegría de poder servir y trabajar en la viña del señor». «En toda mi vida no he hecho otra cosa», ha recordado.

la fe que no se ve

En su breve discurso ha querido dejar claro que tiene presentes a todas y cada una de las 652 parroquias de Valencia, una diócesis «muy diversa, de ciudades y de pueblos pequeños, y eso significa muchos lugares en los que se vive la fe», por lo que ha rezado «por todas las realidades eclesiales».
Además, aunque se ha mostrado «convencido de que estamos en un momento en el que no es fácil el anuncio del evangelio», ha garantizado que en sus 18 años ha podido ver «mucha fe vivida» en Valencia.
«A veces da la impresión de que no se ve, pero en realidad hay mucha vida cristiana», ha reivindicado el purpurado, al tiempo que recogía sus intenciones y las del pueblo ante la presencia de la Madre de los Desamparados.
Comentarios
tracking