Fundado en 1910

22 de marzo de 2023

Después de aterrizar en Madrid, el papa acudió a la CEE, donde fue recibido por el entonces presidente de los obispos, Gabino Díaz Merchán, y saludó a los trabajadores de la oficina, entre ellos María Luisa, que se llevó a su madre para tan histórico acontecimiento. «Me pareció un hombre impresionante, lleno de fuerza», rememora. Y tuvo ocasión de comprobarlo durante los diez días que duró el viaje desde un lugar privilegiado. «Viajaba con el papa en el avión y en el autobús que iba detrás del 'papa-móvil'». UN LIBRO DE FIRMAS, CÁNTICOS EN POLACO Y DÍA FESTIVO EN TOLEDO La visita del papa a Toledo dejó sin dormir toda la noche al entonces seminarista Juan Díaz, hoy responsable de medios diocesanos de Toledo y canónigo de la catedral. «El día antes de la visita nos dimos cuenta de que no teníamos libro de firmas y me encargaron comprar uno y diseñar una orla para la primera página, acompañado de un texto en letra gótica. Así que esa noche me la pasé entera dibujado para que el papa pudiera firmar en el libro de honor de la catedral», rememora. La visita coincidió con la onomástica de san Carlos Borromeo, el 4 de noviembre, santo también del pontífice Karol Wojtyla, y el seminario de Toledo le recibió con cánticos en polaco. «No se lo esperaba y realmente le sorprendió mucho». Juan Pablo celebró una misa en una gran explanada situada en un polígono industrial de Toledo al que acudió medio millón de personas, procedentes de toda la provincia, pues se había decretado ese día como festivo en Toledo. «Movilizó la ciudad por completo», recuerda Juan, que relata cómo llegaron autobuses repletos de niños que venían de colegios y movimientos parroquiales. Díaz recuerda también la homilía del papa en Guadalupe, donde habló de los derechos de los inmigrantes y cómo en esa etapa tuvo lugar un atentado terrorista de ETA que acabó con la vida el militar Víctor Lago, jefe de la División Acorazada Brunete. «En el helicóptero que le trasladó desde Guadalupe a Toledo el papa se preparó unas palabras de repulsa que pronunció en la celebración», señala. Juan Pablo II volvió a España en otras cuatro ocasiones (en 1984, 1989, 1993 y 2003), pero el de 1982 fue el viaje más largo de todos

San Juan Pablo IIEFE

La Iglesia polaca crea una comisión para conocer la verdad sobre Juan Pablo II

Los obispos polacos han decidido crear una comisión independiente de expertos para estudiar los abusos a menores en la Iglesia durante las últimas décadas. Ello supone un giro total respecto a la postura mantenida hasta ahora por el episcopado del país.
La propuesta fue aprobada por unanimidad al final de la sesión plenaria de la Conferencia Episcopal celebrada en Varsovia y tras la polémica que han suscitado dos investigaciones periodísticas que han apuntado que el entonces cardenal Wojtyla, después Juan Pablo II, conocía algunos casos de sacerdotes que abusaron de menores cuando era arzobispo de Cracovia.
La decisión fue anunciada el pasado martes 14 de marzo por Wojciech Polak, arzobispo de Gniezno, que adelantó que la comisión independiente estaría formada por historiadores, abogados y psicólogos. Abarcará también a todas las diócesis y órdenes religiosas, según informan medios polacos.
El arzobispo anunció que la comisión trabajará con los archivos de la Iglesia católica y los del Estado polaco y expresó su deseo de que el resultado pueda ser «de gran ayuda para las víctimas», ya que «necesitan la verdad». Tras las acusaciones vertidas contra san Juan Pablo II, el presidente de los obispos polacos, Stanislaw Gadecki, salió en su defensa y pidió que no se destruyeran «el bien común y el legado».
Comentarios
tracking