04 de diciembre de 2021

Buceador

Cada vez son más los viajeros que se atreven a zambullirse para descubrir qué se esconde mar adentro

Un buceador encuentra en el fondo marino de Israel una espada de las cruzadas

El hallazgo sugiere que el fondeadero natural donde se encontró también fue utilizado por los barcos en el medievo
Una espada, que posiblemente perteneció a un caballero de las cruzadas, ha sido recuperada del lecho marino de Israel gracias a un buceador.
Aunque presenta incrustaciones de organismos marinos, la espada está muy bien conservada. La hoja, la empuñadura y el mango de un metro de largo son lo suficientemente significativas para identificarla históricamente. 
Sus dimensiones son características de las cruzadas y los expertos piensan que lo más probable es que un caballero dejara caer la espada accidentalmente mientras el barco buscaba refugio de una tormenta, o que el navío se hundiera y todavía no se haya encontrado. 
El lugar donde se produjo el hallazgo de la pieza, una cala natural cerca de la ciudad portuaria de Haifa, sugiere que había servido como refugio para la gente de mar. Así lo explicaba Koby Sharvit, director de la unidad de arqueología marina de Israel:
«Los hallazgos arqueológicos en el lugar muestran que sirvió como un pequeño fondeadero natural temporal para los buques que buscaban refugio. La identificación de los diversos hallazgos muestra que el anclaje fue utilizado ya en la Edad del Bronce tardía, hace 4.000 años. El reciente descubrimiento de la espada sugiere que la cala natural también fue utilizada en el período Cruzado, hace unos 900 años»
Espada hallada en Israel

Espada hallada en Israel

«Estas condiciones han atraído a los barcos mercantes a lo largo de los siglos, dejando tras de sí ricos hallazgos arqueológicos», agregó.
Desde entonces, la zona ha sido vigilada por las autoridades, ya que contiene elementos de interés arqueológico. Sin embargo, los hallazgos han sido escasos, porque quedan al descubierto o se cubren con las arenas movedizas del fondo marino.
Shlomi Katzin, el buceador que descubrió la espada y que por temor  de volviese a ser enterrada por el oleaje o fuera encontrada por cazatesoros, se trajo consigo la espada e informó del hallazgo al inspector de la Unidad de Prevención de Robos del Distrito Norte del Distrito Norte de Israel. Esta semana ha recibido un certificado de agradecimiento por su buena ciudadanía.
tracking