19 de enero de 2022

Concepto artística del posible aspecto primitivo de la Tierra

Concepto artístico del posible aspecto primitivo de la TierraFlickr/NASA Goddard Space Flight Center

Ciencia

La Tierra pudo haber sido más hostil para la vida mucho más tiempo del que se creía

Una investigación sugiere que los niveles de radiación ultravioleta podrían haber sido diez veces más altos que las estimaciones actuales
¿Cómo era la Tierra hace miles de millones de años, cuando no había siquiera organismos complejos que la habitasen? Es algo que los científicos llevan décadas preguntándose y, aunque es sabido que la vida de hoy fue durante mucho tiempo inviable debido a la composición primitiva de la atmósfera, son muchos los interrogantes y misterios que quedan todavía por despejar. 
Según un reciente estudio, nuestro planeta pudo haber sido mucho más inhóspito de lo que se pensaba hasta ahora durante largos períodos de los últimos 2.400 millones de años. ¿El culpable? La radiación ultravioleta (UV) que llegaba a la superficie terrestre.
Mediante el empleo de un modelo climático de última generación, un equipo de investigadores llegó a la conclusión de que el nivel de UV durante amplias franjas de ese tiempo podría haber sido diez veces superior al que se estimaba hasta la fecha.
La investigación, que ha sido dirigida por Gregory Cooke, de la Universidad de Leeds, fue publicada la semana pasada en la Royal Society Open Science y plantea nuevas preguntas sobre el impacto evolutivo de la radiación en la Tierra dado que son muchas las formas de vida que se ven afectadas negativamente por dosis intensas de radiación ultravioleta.
«Sabemos que la radiación ultravioleta puede tener efectos desastrosos si la vida se expone demasiado. Por ejemplo, puede causar cáncer de piel en los seres humanos. Algunos organismos tienen mecanismos de defensa eficaces y muchos pueden reparar algunos de los daños que causa la radiación ultravioleta», explicó Cooke. «Si bien cantidades elevadas de radiación ultravioleta no evitarían el surgimiento o la evolución de la vida, podría haber actuado como una presión de selección por el que los organismos más capaces de hacer frente a mayores cantidades de radiación ultravioleta recibieron una ventaja», añadió.
La cantidad de radiación ultravioleta que llega a la Tierra está limitada por el ozono en la atmósfera, descrita por los investigadores como «una de las moléculas más importantes para la vida» debido a que la suroleína absorbe la radiación ultravioleta cuando pasa a la atmósfera terrestre.
La atmósfera de la Tierra

La atmósfera de la TierraEuropa Press

Durante los últimos 40 años, los científicos han creído que la capa de ozono era capaz de proteger la vida de la dañina radiación ultravioleta cuando el nivel de oxígeno en la atmósfera alcanzaba alrededor del uno por ciento en relación con el nivel atmosférico actual.
El nuevo modelo, sin embargo, desafía esa suposición, ya que sugiere que el nivel de oxígeno necesario puede haber sido mucho más alto, quizá del 5 % al 10 % de los niveles atmosféricos actuales. Como resultado, hubo períodos en los que los niveles de radiación ultravioleta en la superficie de la Tierra eran mucho mayores, y este podría haber sido el caso durante la mayor parte de la historia de nuestro planeta.
«Si nuestro modelo es indicativo de escenarios atmosféricos durante la historia oxigenada de la Tierra, entonces durante más de mil millones de años la Tierra podría haber estado bañada en radiación ultravioleta que era mucho más intensa de lo que se creía anteriormente», señaló Cooke.
«Esto puede haber tenido consecuencias fascinantes para la evolución de la vida. No se sabe con precisión cuándo emergieron los animales, o qué condiciones encontraron en los océanos o en la tierra. Sin embargo, dependiendo de las concentraciones de oxígeno, los animales y las plantas podrían haber enfrentado condiciones mucho más duras que las actuales. mundo. Esperamos que en el futuro se pueda explorar el impacto evolutivo completo de nuestros resultados».

Etapa crucial

Los últimos 2.400 millones de años representan un capítulo importante en el desarrollo de la biosfera. Los niveles de oxígeno aumentaron de casi cero a cantidades significativas en la atmósfera, con concentraciones fluctuantes pero que finalmente alcanzaron las concentraciones modernas hace aproximadamente 400 millones de años. Durante este tiempo, organismos y animales multicelulares más complejos comenzaron a colonizar la tierra.
Los resultados de la investigación, además, también conducirán a nuevas predicciones para las atmósferas de exoplanetas, los planetas que orbitan otras estrellas. La presencia de ciertos gases, incluidos el oxígeno y el ozono, puede indicar la posibilidad de vida extraterrestre, y los resultados de este estudio ayudarán a la comprensión científica de las condiciones de la superficie en otros mundos.
tracking