07 de julio de 2022

La última erupción del Teide fue en 1909

La última erupción del Teide fue en 1909Pixabay

Erupción del Teide

¿Entrará en erupción el Teide tras el enjambre de sismos del viernes pasado?

Desde el año 2000 en Tenerife se registran 1.000 terremotos al año

Durante la madrugada del pasado viernes el Instituto Geográfico Nacional (IGN) notificó 458 terremotos en las Cañadas del Teide, al suroeste de Pico Viejo, de los que 13 han sido localizados porque tenían más magnitud.
La actividad sísmica y los volcanes están muy recientes en las Islas Canarias. El pasado 19 septiembre de 2021 entró en erupción el volcán de Cumbre Vieja de la isla de La Palma, dado por extinto tres meses después, el 25 de diciembre del mismo año. Los daños que causó son innumerables y los palmeros aún no han recibido las ayudas prometidas por el Gobierno.
Itahiza Domínguez Cerdeña, sismólogo en el IGN ha explicado qué pasará con el Teide y si entrará en erupción a corto plazo: «Tenerife es la isla más activa. Antes de 2017 empezamos a detectar los primeros signos de sismicidad. En La Palma se localizaban del orden de 25 terremotos al año, en El Hierro, antes del 2011 se detectaban unos 50 y en Tenerife venimos detectando desde el año 2000 unos 1.000 al año».
Tenerife tuvo una crisis sísmica en 2004 en la que aumentó la sismicidad 3.000 terremotos al año. «Ese año parecía que podía haber una erupción. A partir de ahí el IGN comenzó a llevar la vigilancia volcánica en el territorio español, en Canarias en concreto. Desde entonces se fueron midiendo los seísmos y nos hemos dado cuenta de que tiene altibajos», comenta el sismólogo.
La zona donde se produjeron los terremotos el viernes pasado es un lugar donde se han ido produciendo a lo largo de los años numerosos temblores. «Cada semana detectamos de 10 a 20 terremotos. Desde el año 2016 hemos detectado tres enjambres –terremotos muy seguidos en muy poco tiempo–. En tres horas se detectaban entre 400, 500, 600 terremotos. El primero fue en octubre de 2017, el segundo fue en junio de 2019 y este ha sido el tercero», apunta Domínguez Cerdeña.
Imagen del sismograma del enjambre sísmico

Imagen del sismograma del enjambre sísmico del pasado viernesIGN

El pasado viernes durante las tres de madrugada se produjo la sismicidad mencionada por el experto. «Hablamos de terremotos muy pequeños, de magnitudes inferiores a uno». Se trata de terremotos que la población no siente, son muy pequeños, pero muy seguidos. «En tres horas que se produzcan 450 terremotos es un continuo martilleo. Se producen a una profundidad de diez o 15 kilómetros en la zona oeste de Las Cañadas del Teide, no en el propio volcán», comunica el sismólogo del IGN.
No fue el único día que se produjeron, el sábado hubo más terremotos en esas zonas, pero fueron 25 y posiblemente, como detalla el experto, por el enjambre del día pasado.

¿Cuál es el origen de los terremotos?

«El origen de los terremotos ahí no está claro del todo. No es fácil determinarlo porque son pequeños y no es fácil saber por qué ocurren. No hay ninguna característica que difiera de lo que suele ser habitual. Por ejemplo, no se produce deformación y no parece que haya emisión de gases. Todo lo que vemos antes de la erupción de La Palma aquí no lo estamos viendo», anuncia Domínguez Cerdeña.
Tal y como explica al medio, si la isla de Tenerife fuera a sufrir una erupción volcánica debería presenciarse una actividad sísmica más intensa. Se presenciarían terremotos de mayor magnitud y continuos. Es decir, una sismicidad continua durante varios días o meses antes de que entrara en erupción, además de deformaciones «por lo que en principio, ahora mismo esta actividad no nos indica que vayamos a tener una erupción en breve».
Esto no quiere decir que en un futuro no vaya a producirse: «Obviamente va a entrar en erupción, pero no es fácil saber la fecha. Pueden pasar 100 años para que vuelva a haber una erupción en Tenerife porque los periodos intereruptivos en Canarias son muy largos. En Tenerife se habla de entre 100 y 200 años en predicciones con las erupciones que conocemos, que son las erupciones históricas de la isla, que son solo 500 años», anuncia.
Itahiza Domínguez Cerdeña ha aclarado que lo que ha pasado ahora no es preocupante. No obstante hay que seguir vigilando. «Gracias a este trabajo constante detectamos cosas tan pequeñas, son eventos muy pequeños que si no fuera por la etapa de vigilancia, no se detectaría».
No obstante, Canarias tiene un plan de emergencia al igual que Tenerife tiene su propio plan y el resto de las islas, por lo que la población, en caso de activación del volcán, estaría a salvo.
Comentarios
tracking