26 de septiembre de 2022

Natalie y su hijo Harry

Natalie y su hijo Harry

Muere un bebé de 14 meses por deshidratación después de que su madre muriese

La familia Kane comentó a medios locales que la muerte de los dos miembros en la familia fue «absolutamente desgarradora»

Natalie Kane de 27 años y su hijo Harry Kane de 14 meses aparecieron muertos en su casa de Whitehaven el 30 de diciembre cuando la policía irrumpió en su hogar después de que la madre no fuera a por unas medicinas.
Según una investigación, la mujer se habría quitado la vida al tomarse varias sustancias. Su hijo murió a los días tratando de «valerse por sí mismo», declaró la asistente forense de Cumbria, Margaret Taylor. Finalmente, el pequeño murió a los días debido a una deshidratación.
Tal y como comentó el hermano de Natalie, esta había sufrido adicción, pero que al enterarse de que estaba embarazada cambió por completo. Además, cuando le hicieron un análisis de sangre una semana antes de su muerte, la madre solo dio positivo en metadona, un fármaco que se usa para ayudar a la desintoxicación y le habían recetado. No obstante, por lo que apunta la investigación, murió por consumir otras sustancias la noche de Nochebuena.
La familia Kane comentó a medios locales que la muerte de los dos miembros en la familia fue «absolutamente desgarradora». Además, explicaron que con el nacimiento de Harry «ella creció de repente» y que «era muy amorosa, cariñosa y considerada», por lo que el bebé «estaba muy bien cuidado».
El día de Navidad Natalie había quedado con su amiga Stacey Hackett, al ver que no llegaba le llamó varias veces, pero no se preocupó porque creía que podría estar con familiares y disfrutando de la primera Navidad de Harry.
Las alarmas saltaron cuando la el 30 de diciembre Natalie no acudió a recoger su receta de metadona. Fue en ese momento cuando los familiares contactaron con la familia al no haber recibido tampoco ninguna llamada por Navidad.
La policía consiguió entrar gracias un permiso. Al acceder a la vivienda vieron a la madre tirada en el suelo con lo que parecían sustancias en su nariz, botellas de líquido para encendedores de butano, dos cervezas y medicamentos al lado de un árbol de navidad lleno de regalos sin abrir. El pequeño estaba en el baño, donde había un grifo abierto.
Un patólogo concluyó que ella murió debido a la inhalación de butano propano y Harry lo hizo «después de varios días» tratando de sobrevivir. No obstante murió por deshidratación entre los días 24 y 30 de diciembre.
Comentarios
tracking