08 de diciembre de 2022

Javier Puente en la entrevista para El Debate

Javier Puente en la entrevista para El DebatePaula Argüelles

El PP reclama al Gobierno un programa presupuestario para fomentar la natalidad

Países como Francia o los países nórdicos, en los que se invierte más del 3 % del PIB, mantienen las tasas de natalidad más altas de Europa

Los datos de natalidad en España son alarmantes, nuestro país es el sexto de la Unión Europea más envejecido durante los últimos 10 años. En España en los años 70 había una media de 2,8 hijos por mujer. No fue hasta el 1975 cuando la fecundidad comenzó a caer en picado. En los años 90 se alcanzó el valor más bajo de fecundidad en el mundo junto con Italia, donde se vieron datos de 1,13 hijos por mujer.
El senador por Cantabria del PP, Javier Puente, ha instado al Gobierno un programa presupuestario específico para fomentar la natalidad, así como «visibilizar las ayudas a la natalidad» en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), con el objetivo de «atajar el problema de la despoblación».

La sociedad reclama políticas para revertir el reto demográficoJavier Puente

Durante el debate de una moción del grupo popular en la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico del Senado, que según señala el PP en una nota, ha sido rechazada con los votos en contra del PSOE, Puente ha resaltado «la importancia de la maternidad y la necesidad de ayudar a la mujer embarazada», al tiempo que ha destacado que «es necesario revisar los obstáculos que dificultan a las mujeres ser madres y tener el número de hijos que desean». «En especial aquellos que tienen que ver con la conciliación de la vida personal, familiar y laboral», ha añadido.
Además, el senador ha puntuado que «la sociedad reclama políticas para revertir el reto demográfico y medidas que faciliten la conciliación, protejan la maternidad y fomenten la natalidad»
En concreto, la iniciativa de los populares reclama al Gobierno a reconocer «el bien social y personal que supone la maternidad»; crear un programa presupuestario específico que permita «visibilizar las ayudas a la maternidad en los PGE»; avanzar en la igualdad, fomentando la corresponsabilidad; e incorporar a los pliegos de contratación de todo el sector público estatal previsiones que «incentiven el desarrollo por parte de los contratistas de políticas laborales de apoyo a la conciliación».
Además, la moción solicita añadir a la renta familiar per cápita en los baremos de las bonificaciones, ayudas y becas públicas y en la normativa tributaria, «estableciéndose una renta individual que se incrementaría proporcionalmente en función del número de miembros de la familia».

Una fractura entre el deseo y la realidad

Puente ha reconocido que durante los últimos años en España se han producido avances para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito personal, familiar y laboral, ha remarcado que «los datos demuestran que seguimos aún lejos de esa igualdad efectiva que demanda la sociedad y, por tanto, debemos continuar avanzando en la eliminación de las barreras que determinan dicha igualdad», poniendo como ejemplo la brecha salarial.

Hay una fractura considerable entre el número de hijos deseado por las mujeres y los que efectivamente tienenJavier Puente

«Los datos muestran que hay una fractura considerable entre el número de hijos deseado por las mujeres y los que efectivamente tienen», tal como refleja la última Encuesta de Fecundidad publicada por el INE realizada en 2018, ha destacado el senador popular.
Puente ha explicado que, en dicha encuesta, se divide a las mujeres en cinco grupos: menores de 25 años; 25 a 29 años; 30 a 34 años; 35 a 39 años; 40 años y más. En ella se indica que casi el 75 % de las mujeres desea tener dos o más hijos, a pesar de que la tasa actual de natalidad se encuentra en 1,3 hijos. Además, cerca del 40 % de las mujeres señalan que no tienen más hijos por razones económicas o por problemas de conciliación entre la vida familiar y laboral; razones que aumentan hasta más del 50% en las mujeres comprendidas entre los 35 y los 39 años.
En este sentido, Puente ha puesto de manifiesto que «España se sitúa muy lejos de la tasa de fecundidad necesaria para el reemplazo generacional (2,1 hijos) y, paralelo a este descenso de la tasa de natalidad, se da un aumento de la esperanza de vida, lo que provoca un rápido envejecimiento de la población. De hecho, de acuerdo con la OCDE, España pronto se convertirá en el segundo país más envejecido del mundo, solo por detrás de Japón».
Por último, Javier Puente ha reseñado que «el problema de la natalidad, que asola a toda Europa, es menos acusado en los países donde el Estado ha invertido en políticas familiares y de fomento de la natalidad. Así, países como Francia o los países nórdicos, en los que se invierte más del 3 % del PIB, mantienen las tasas de natalidad más altas de Europa. Mientras, en España, dedicamos menos del 1,5 % del PIB, lejos también del 2,7 % que dedican de media los países de la Unión Europea», ha concluido.
Comentarios
tracking