05 de febrero de 2023

Sanitarios durante la primera ola de la pandemia en 2020

Sanitarios, durante la primera ola de la pandemia, en 2020GTRES

España fue el país desarrollado con más exceso de muertes en 2020

Se ha confirmado que uno de los principales golpes de la pandemia fue en la salud mental de los jóvenes

España fue uno de los países de la Unión Europea más golpeados por la pandemia del coronavirus desde que se notificó el primer contagio a principios de 2020 –por detrás de Italia–. Desde el momento de confinamiento –el 15 de marzo del mismo año– los hospitales se comenzaron a llenar, las muertes aumentaron exponencialmente y lo que era una pista de hielo en la capital se convirtió en una morgue. España tenía un exceso de mortalidad de 47.904 personas.
La situación se produjo en la fase más dura de la COVID-19, entre los meses de marzo y abril de 2020. Los datos los publicaron meses después, pero después de casi tres años se ha publicado la primera estadística de lo sucedido en diferentes países de la UE. Así lo confirma el informe de la OCDE Health at Glance, que después del análisis deja claro que España fue la nación desarrollada con más exceso de muertes en 2020, cifrada en 1.021 personas por millón de habitantes. Reino Unido fue el segundo, con 961.
Una de las principales consecuencias fue la desatención de las personas con cáncer. Según el cardiólogo y presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Manuel Martínez-Selles, «el incremento en las tasas de mortalidad está sobre todo relacionado no con el coronavirus de forma directa. Es decir, no es que estos pacientes se estén muriendo por el virus, sino que es la consecuencia que la covid ha tenido en el impacto del sistema sanitario».
Entonces, ¿qué es lo que ha sucedido con la covid y las muertes? «Hemos visto un aumento de las listas de espera, un peor control de las enfermedades crónicas, retrasos en el diagnóstico y el tratamiento... el retraso en el diagnóstico y en el inicio del tratamiento en un paciente que tiene un problema cardiovascular o un cáncer es muy grave, puede ser muchas veces la diferencia entre la vida y la muerte», comenta el cardiólogo. En España, la derivación a las consultas oncológicas se redujo durante el período estudiado en un 23 %.

Depresión, la pandemia oculta

A pesar de estos datos, se ha confirmado que uno de los principales golpes de la pandemia fue en la salud mental de los jóvenes. En el año 2020, los suicidios en menores de 14 años aumentaron un 100 %. En 2019 se suicidaron siete niños, en 2020 se contabilizaron 14: «Hemos pasado de siete a 14, el doble, y todavía España sigue sin un protocolo nacional sobre suicidios», denuncia Fernando Miralles, profesor de psicología de la Universidad CEU San Pablo.
Tal y como muestran los datos de la encuesta, España era en 2020 el segundo país con más adultos deprimidos de los Veintisiete, solo por detrás de Austria, y el quinto con más jóvenes con problemas de salud mental, tras Noruega, Austria, Suecia e Islandia.
Health at a Glance ha mostrado en su informe, creado por la OCDE y la Unión Europea, que el 22,5 % de los adultos de nuestro país sufría síntomas de depresión en los primeros meses de pandemia. La cifra estaba disparada en un 35,5 entre los jóvenes adultos, un grupo que, en esta investigación, comprende las personas de entre 18 y 29 años.
A pesar de mostrar los datos de la mortalidad en España en esas fechas, lo que han recalcado ha sido la importancia de la salud mental de los jóvenes debido al impacto del coronavirus. Antes de la pandemia este colectivo poseía un 6 % de afectados, menos que el de los mayores (7 %). No obstante, la situación ha dado un giro de 180 grados. Ahora, los afectados son los jóvenes.
Comentarios
tracking