29 de junio de 2022

Una explotación petrolera en Alberta, Canadá

Una explotación petrolera en Alberta, CanadáGTRES

Medio Ambiente

Las «bombas de carbono» que podrían desencadenar un colapso climático

Las empresas más importantes del sector estarían preparando proyectos que harían saltar por los aires los acuerdo alcanzados en la Cumbre del Clima de Glasgow

ExxonMobil, Shell, BP, Chevron… Las empresas de combustibles fósiles más grandes del mundo estarían preparando en secreto docenas de proyectos para la extracción de gas y petróleo que supondrían una «bomba de carbono» para el clima y aumentarían la temperatura más allá de los límites acordados en las últimas cumbres.
Según revela The Guardian en una investigación en exclusiva, las citadas empresas obtuvieron casi dos billones de dólares en beneficios en las últimas tres décadas, lo que llevaron al jefe de BP a describir la empresa como un «cajero automático».
Así, el atractivo de estos ingentes beneficios ha aumentado la implantación de proyectos de extracción a pesar de que científicos de todo el mundo han advertido que la única forma de garantizar «un futuro habitable y sostenible» es mediante la reducción del uso de combustibles fósiles.
A corto plazo, los planes de expansión de la industria implicarían proyectos que producirán gases de efecto invernadero equivalentes a una década de emisiones de CO2 de China, el país más contaminante del mundo.
Estos planes incluyen 195 «bombas de carbono», proyectos colosales de petróleo y gas que darían como resultado unos mil millones de toneladas de emisiones de CO2 durante su vida útil, una cifra similar a 18 años de emisiones globales en la actualidad. El 60 % de estos proyectos ya estaría en marcha.
Aunque Oriente Medio y Rusia concentran la mayor atención sobre la futura extracción de petróleo y gas, Estados Unidos, Canadá y Australia también habrían aumentado los planes de expansión.

Primera mención a los combustibles fósiles

La Cumbre Climática de Glasgow –la conocida como COP26– dejó cierta sensación de decepción. Aunque los casi 200 países participantes llegaron a un acuerdo para comenzar a reducir los combustibles fósiles, el tema de la eliminación del carbón –el más contaminante– dejó cierta insatisfacción.
Las imágenes del presidente de la COP26, Alok Sharma, llorando dieron la vuelta al mundo después de que India y China anunciaran en el último minuto la obligación de suavizar el texto respecto a la eliminación inicial del uso del carbón por una reducción.
Comentarios
tracking