08 de diciembre de 2022

Una ola gigante se cierne sobre una zona costera, en una imagen de archivo

Una ola gigante se cierne sobre una zona costera, en una imagen de archivoPixabay

El riesgo de tsunami en el Mediterráneo podría ser mayor del que se creía

Una investigación revela en detalle la composición del sistema de fallas que se extiende por el mar de Alborán, el más importante de la Península en términos de acumulación de deformaciones

El riesgo de que se produzca un tsunami en el Mediterráneo puede ser mayor de lo que se creía hasta ahora, según un estudio liderado por investigadores catalanes que ha recabado nuevos datos sobre el sistema de fallas activas que recorre el mar de Alborán.
Publicado recientemente en Nature Communications, el trabajo, realizado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona y la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), define por primera vez la compleja estructura de este sistema y describe cómo sus fallas se han estado moviendo durante los últimos cinco millones de años.
La composición del subsuelo del mar de Alborán lleva siendo estudiada desde la década de 1970, pero los medios no tenían aún la capacidad requerida para trazar en detalle un sistema que se extiende a lo largo de 300 kilómetros y que está considerado como el más importante de la Península Ibérica en términos de acumulación de deformaciones.
«La calidad de nuestros datos nos ha permitido estudiar, por primera vez, la estructura profunda de estas fallas, y así cuantificar la deformación que acumulan. Los resultados muestran que este es uno de los sistemas de fallas más importantes de la región y que ha ido absorbiendo la mayor parte de la deformación provocada por el choque de las placas euroasiática y africana», explica Laura Gómez de la Peña, investigadora del ICM-CSIC y autora principal del estudio.
Al revelar la ubicación exacta del límite entre las placas tectónicas europea y africana, los sismólogos cuentan ahora con una información de gran relevancia para reevaluar el riesgo sísmico y de tsunami al que están expuestas las zonas costeras del Mediterráneo occidental.
El trabajo supone, en este sentido, un punto de inflexión, ya que la mayoría de los estudios previos erraron en sus análisis por la falta de datos y subestimaron un riesgo que, pese a todo, deberá ser «evaluado en profundidad» en futuros estudios, según matiza Gómez de la Peña.
Comentarios
tracking