23 de mayo de 2022

Tim Cook negoció directamente con China para evitar limites a sus productos

Tim Cook negoció directamente con China para evitar limites a sus productosApple

Chantaje

Las Islas Senkaku, el enclave que permitió a Apple vender el Apple Watch en China

La empresa de Cupertino pagó 275.000 millones de dólares para poder operar en el país

Tim Cook aceptó el reto de liderar Apple sabiendo que no podía mejorar el legado de Steve Jobs. El iPhone como producto estrella era la joya que debía cuidar. Los AirPods o el Apple Watch han dado brillo a sus años como CEO, pero no es un personaje tan atrevido ni tan ingenioso como lo fue Jobs.
Gracias a The Information se ha conocido una labor en la sombra por parte de Tim Cook tan poderosa o más que lanzar un nuevo producto: vender en China. El país asiático decidió obstaculizar sus productos por la guerra que mantuvieron con la Administración Trump y eso dejó tocado a Apple.
Los documentos internos ponen de manifiesto como el propio Cook tejió una red de entrevistas con funcionarios chinos para conseguir exenciones legales importantes. A cambio, el pago de 275.000 millones de dólares.
Las cifras obligaban a Apple a negociar en el país asiático. El iPhone se convirtió hace unos años en el smartphone más vendido en China. Los funcionarios del país se quejaban de que Apple no estaba contribuyendo a la economía de China. Cook tuvo que empezar a viajar asiduamente desde 2016 para evitar que limitasen el uso de la AppStore, Apple Pay o iCloud a cambio de ayudarles a desarrollar «las tecnologías de fabricación más avanzadas».

Mapas

Pero los informes explican la rocambolesca historia que permitió a Apple vender el Apple Watch en China. Todo empieza en 2015 cuando los funcionarios de aquel país exigen a Apple que en su aplicación de mapas mostrasen más grandes de lo normal las Islas Senkaku. En 2021 este enclave se muestra correctamente en Google Maps, pero en Mapas de Apple no se pueden localizar de ninguna manera.
Las islas Senkaku apenas ocupan 7 km cuadrados en el Océano Pacífico. Pertenecen a Japón, pero son reclamadas por China y por Taiwán desde 1960. Su riqueza viene dada por la pesca que tienen sus aguas y, sobre todo, por los yacimientos de hidrocarburos que hay su alrededor. Además, estratégicamente tiene un componte importante para la marina estadounidense y china.
Un archipiélago de islas volcánicas abrió la puerta a Apple para poner a la venta el Apple Watch en uno de los mercados más grandes del mundo.  El chantaje del gobierno chino tuvo efecto y ese terreno sigue aislado y sin descripción si se busca en dispositivos de Apple. 
La aportación económica y las Islas Senkaku han conseguido unos ingresos de 70.000 millones de dólares en China entre enero y septiembre de 2021, es decir, la quinta parte de las ventas de la compañía de la manzana más mordida que nunca. 
Comentarios
tracking