Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

Agentes de la Guardia Civil con una de las embarcaciones ilegales decomisadas

Agentes de la Guardia Civil con una de las embarcaciones ilegales decomisadasGuardia Civil

Operación Barkas

Cae en Almería una mafia con embarcaciones ilegales para el tráfico de inmigrantes y el contrabando

La Guardia Civil ha detenido a una persona e investiga a otras cinco vinculadas con la trama

La Guardia Civil de Almería ha desarticulado a un grupo criminal asentado en los municipios de Níjar y Carboneras dedicado presuntamente a poner en funcionamiento, ocultar y almacenar embarcaciones ilegales para el tráfico ilícito de seres humanos y el transporte irregular de combustible.
La operación Barkas se ha saldado con un detenido y cinco investigados, entre los que figuran mecánicos, tractoristas e incluso pastores que «unían sus conocimientos», según la Guardia Civil.
La investigación se inició después de que el pasado 12 de octubre los agentes localizasen a tres personas en la Rambla del Algarrobico cuando trataban de echar al mar una embarcación por un punto de difícil localización dentro de un paraje natural no habilitado como canal náutico. Para esta operación utilizaron un vehículo para remolcar la embarcación y un tractor para sacarla a la playa.
En una primera inspección, la Guardia Civil detectó ciertas anomalías en la documentación de la embarcación y comprobó que el remolque carecía de matrícula, por lo que decidió trasladar ambos vehículos al puerto pesquero de Carboneras, donde quedaron depositados para ser inspeccionados de forma más exhaustiva y valorar posibles ilícitos penales.
En las horas posteriores, las tres personas identificadas, acompañadas de otras más, hicieron varios intentos de llevarse la embarcación depositada, pero, al carecer en todo momento de la documentación de la misma y de permiso para el uso del remolque, fueron disuadidos por el vigilante del puerto, que de inmediato reportó los hechos a la Guardia Civil.
Los agentes del Área de Investigación de Garrucha realizaron un informe técnico ocular detallado de los efectos aprehendidos y pudieron comprobar que el número de identificación del motor y las estructuras de la embarcación y del remolque habían sido manipulados y tampoco coincidían con los datos que figuraban en la documentación.

Embarcaciones prohibidas

En una segunda fase de la operación, a principio de noviembre, los agentes del Área de Investigación del Puesto Principal de Garrucha, en colaboración con la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Compañía de Vera, continuaron realizando inspecciones en diversas naves industriales dedicadas al invernaje y la reparación de embarcaciones y sus motores.
De entre las embarcaciones inspeccionadas, la Guardia Civil identificó una embarcación semirrígida, de alta velocidad, considerada mercancía de género prohibido como medida de lucha contra el tráfico ilícito de personas y mercancías.
La investigación, que instruye un juzgado de Vera, atribuye a los presuntos implicados la comisión de delitos de falsedad documental, contrabando y pertenencia a grupo criminal. A varios de ellos les constan antecedentes policiales por diversos delitos, entre ellos tráfico ilegal de personas y de drogas.
La operación continúa abierta con nuevas líneas de investigación encaminadas a la desarticulación de la infraestructura logística y de redes delictivas relacionadas con el tráfico ilícito de personas.

Temas

Comentarios
tracking