Truchas agonizando en una granja de Piscifactorías Andaluzas en Granada

Truchas agonizando en una granja de Piscifactorías Andaluzas en GranadaFundación Franz Weber y Observatorio de Bienestar Animal

Granada

Acoso al sector de la acuicultura andaluza por supuesto maltrato animal en las piscifactorías

Piscifactorías Andaluzas tiene dos granjas en el municipio granadino de Loja, donde presuntamente se sacrifica a las truchas en hielo sin realizarles un aturdimiento previo

La acuicultura es una técnica de pesca que consiste en la cría, el cultivo y la recolección de organismos acuáticos en agua dulce y salada para el consumo humano y su conservación. España es líder en este sector en Europa, que cada año produce más de 320.000 toneladas de pescado a través de este método. La producción de trucha arcoiris en piscifactorías está muy extendida en nuestro país, que cría unas 16.000 toneladas al año. Sin embargo, las condiciones a las que someten a los animales al sacrificarlos suele generar numerosas críticas.

La última denuncia que ha interpuesto el Observatorio de Bienestar Animal ha sido contra la empresa Piscifactorías Andaluzas, que cuenta con dos granjas en el municipio de Loja, en Granada. Esta organización ha realizado una investigación en la que supuestamente se demuestra a través de una serie de imágenes, que en esta piscifactoría se sacrifican en un solo día hasta 1800 truchas introduciendo los peces en grandes contenedores de hielo y agua o o hielo directamente, para sacrificarlos. A través de esta práctica los animales más adaptados al frío pueden tardar hasta una hora en morir por hipotermia o asfixia, sin contar la posible agonía que sufren durante todo este tiempo.

Por su parte, la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar) ha emitido una carta abierta al Observatorio de Bienestar Animal acerca del cuestionado bienestar de los peces en Piscifactorías Españolas. «Nuestro compromiso con el bienestar animal es firme».

Según explican desde el sector en esta carta, las empresas de acuicultura españolas se están viendo sometidas «a un acoso inaceptable» por parte de las organizaciones animalistas.

El método de sacrificio está desaconsejado por la comunidad científica, así como por la Unión Europea y otras autoridades, por el sufrimiento innecesario que supone para estos animales. En España, la ley 32/2007 para el cuidado de los animales en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio, obliga a realizar un aturdimiento previo al sacrificio a todos los animales destinados al consumo para evitar el estrés, ansiedad y sufrimiento en los peces. Por esa razón, el Observatorio de Bienestar Animal ha interpuesto una denuncia a Piscifactorías Andaluzas por una supuesta infracción muy grave en sus prácticas de sacrificio.

Denuncia contra principal productora

En el año 2022, la animalista Fundación Franz Weber publicó por primera vez una investigación sobre las condiciones de vida de los peces en 12 piscifactorías españolas. La OBA interpuso una denuncia contra la empresa Piszolla, la principal productora de trucha en España, por supuestas malas prácticas de bienestar animal en sus instalaciones. Esta compañía cuenta con piscifactorías en varios municipios de Salamanca como son Alba de Tormes, Illana, Encinas de Arriba y Fuentidueña.

En estos momentos varias piscifactorías españolas ya se han comprometido públicamente a reemplazar sus sistemas de sacrificio en hielo por sistemas de aturdimiento eléctrico más humanitarios con estos animales.

Ahora Míriam Martínez, la responsable de bienestar de peces en OBA ha dicho que «pedimos a Piscifactorías Andaluzas un compromiso público de aturdimiento a los animales antes de su sacrificio, con fecha límite hasta 2026. Ya existe la maquinaria y el conocimiento científico para ello».

Piscifactorías Andaluzas se defiende

Por parte de Piscifactorías Andaluzas, aseguran estar comprometidos con el bienestar animal, como puede leerse en su página web: «Las empresas de acuicultura, como la nuestra, tenemos la responsabilidad de proporcionar cada día pescado de calidad a millones de consumidores. Sin acuicultura no hay pescado para todos, dado que proporcionamos una parte muy importante del pescado que consumimos en nuestro país», recuerdan.

Por ello, el bienestar de los peces, en todo su ciclo de vida y fases de producción, «es un compromiso ineludible que forma parte de esta gran responsabilidad, junto a la calidad, la seguridad y la sostenibilidad».

Gracias a ello, el sector acuícola español ha conseguido la publicación de tres guías sobre el bienestar animal de los peces en la acuicultura española, y actualmente está trabajando en una cuarta.

En dicha guía, encontramos lo referente al sacrificio. «Una de las técnicas de sacrificio más usadas es la muerte en agua con hielo provocando teóricamente shock térmico. No obstante, la Organización Mundial de la Sanidad Animal desaconseja su uso porque se ha demostrado científicamente que genera mucho estrés, ansiedad y sufrimiento en los peces (OIE 2010)».

«Como alternativa, se recomienda aplicar un aturdimiento efectivo previo al sacrificio, que asegure un procedimiento más humanitario, provocando una rápida pérdida de consciencia en los peces. Hay diversos métodos de aturdimiento recomendados, como el empleo de descargas eléctricas o la percusión (golpes certeros y precisos en la cabeza) como métodos más actuales».
Comentarios
tracking