Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la sesión de control al Govern el pasado miércoles

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante la sesión de control al Govern el pasado miércolesEFE

Cataluña

El Parlament presiona al juez del CNI para que dé información secreta sobre el caso Pegasus

  • La cámara catalana ha enviado dos requerimientos al juez del TS Pablo Lucas, advirtiendo que lo denunciarán a la Fiscalía si no comparece

  • Ciudadanos denunciará a la Mesa y estudiará responsabilidades de los servicios jurídicos del Parlament si prospera la denuncia

Hasta dos requerimientos ha enviado la Mesa del Parlament al juez del Tribunal Supremo Pablo Lucas para que comparezca en la comisión de investigación que se lleva a cabo en cámara catalana sobre el llamado caso Pegasus. Y en las dos ocasiones advirtieron al magistrado que podía incurrir «en responsabilidad penal» si no se presentaba.
El Parlament acordó la comparecencia del magistrado el pasado mes de enero y envió una primera comunicación al juez tres semanas después, según ha avanzado el diario El Mundo. El objetivo era que explicara todo lo que sabía sobre el uso de este programa para «el espionaje» de políticos, activistas o periodistas, entre otros. En definitiva, le pedían que revelara información reservada. La segunda advertencia se envió a mediados de marzo. En esta ocasión, la cámara catalana le aseguró que su comparecencia «debía ser un acto de lealtad y respeto institucionales».
El juez rechazó acudir a la llamada del Parlament amparándose en la Ley Orgánica del Poder Judicial, que no le obliga a hacerlo; también por la propia ley reguladora 2/2002 sobre el control judicial previo del Centro Nacional de Inteligencia le obliga a guardar secreto.
No es la primera vez que el Parlament actúa así. También denunció las incomparecencias en esta misma comisión del expresidente del gobierno Mariano Rajoy, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, así como el exdelegado del gobierno en Cataluña, Enric Millo, y la también exdelegada Maria Eugenia Gay. Todos adujeron que no están obligados a comparecer en el Parlament, según un informe del Consejo de Estado.

«Caza de brujas»

En el ámbito político, desde Ciudadanos consideran «inaudito» que un órgano legislativo llame a comparecer a un juez en ejercicio «por asuntos de los que ha conocido por razón de su cargo». El líder de la formación naranja, Carlos Carrizosa, considera que es una intromisión directa, una persecución y una «caza de brujas» contra miembros del Poder Judicial. La segunda que se ha conocido con un margen de pocos días en Cataluña. Y es que, hace unas semanas, un diputado de Junts acusó al teniente fiscal del TSJC, Pedro Ariche, de «haber vulnerado la presunción de inocencia en numerosas ocasiones», por lo que «no era bienvenido en la Cámara».
Pero Carrizosa también ha advertido que, en caso de que se llegara a formalizar la denuncia contra el juez, Ciudadanos va a denunciar «a todos y cada uno de los miembros de la Mesa que así lo acuerden y estudiaremos las eventuales responsabilidades de los servicios jurídicos del Parlament». «Es prevaricador», sentenciaba Carlos Carrizosa.
Desde el Partido Popular, su portavoz en el Parlament, Lorena Roldán, decía que se trata de «acusaciones muy graves», pedía información para que «salga todo a la luz» y se pueden tomar «las medidas que corresponda».
Comentarios
tracking