El presidente de VOX, Santiago Abascal, interviene durante un mitin de Vox

El presidente de VOX, Santiago Abascal, interviene durante un mitin de VoxEuropa Press

Acto electoral en Reus

Abascal se enfrenta a radicales que boicotean su mitin: «Como no los expulsen ya, nos vamos allí y los echamos»

  • El líder de Vox arremetió contra la Consejería de Interior de Cataluña: «Esto no le pasa a ningún partido en toda España»

Nuevo intento de boicot a un acto electoral de Vox en Cataluña. En esta ocasión tuvo lugar en Reus, y llevó a Santiago Abascal a interrumpir su intervención y a acercarse, junto con los asistentes, a los radicales que trataban de impedir que se celebrara el acto con normalidad, el último antes del cierre de campaña de este viernes, y del que además señaló que fue el más multitudinario que se ha celebrado allí durante esta campaña. Según ha informado el partido, los Mossos han requisado a algunos jóvenes que merodeaban por la zona botes de humo, botes de spray, botes de tinta y esteladas.

«El problema de convivencia es evidente. Lo demuestra la Consejería de Interior que asegura siempre que haya una gentuza, una chusma molestando a Vox mientras interviene. (...) Quizá algún día le tengamos que decir a la Consejería que no vamos a tolerar más la comisión de delitos. Yo dejo de hablar en este momento y avanzo hacia allí con todos vosotros y les echamos a todos como no los expulsen inmediatamente y permitan que este mitin se desarrolle como Dios manda», manifestó Abascal.

El líder de Vox bajó entonces del escenario y respaldado por simpatizantes y votantes allí reunidos se dirigió hacia el grupo autoproclamado «antifascista» para echarles y poder continuar su mitin sin complicaciones, mientras los asistentes al acto gritaban «¡fuera, fuera!». Minutos después volvía al atril, desde donde denunció que «esto no le pasa a ningún partido en toda España, porque no lo toleraría la policía» y que, por el contrario, en los mítines de Pedro Sánchez o los independentistas rodean toda la zona. «Solo lo hacen con Vox, de manera calculada», sostuvo, acusando a la Generalitat de tratar de «hostigar».

Abascal pidió que se identifique a los protagonistas del intento de boicot para poder interponer una denuncia contra ellos por la comisión de un delito electoral. Y aseguró que el día que Vox llegue al Gobierno «va a haber una apisonadora contra los que intentan impedir las libertades». «Que no tengan ninguna duda de que los totalitarios no van a tener espacio en nuestra sociedad», recalcó.

En su discurso, donde aludió a los problemas derivados de la inmigración ilegal para la seguridad de los pueblos y ciudades catalanas y donde volvió a acusar al PP de «estafa política» en la campaña, garantizó que no habrá «intimidación, molestia, amenaza o cordón sanitario» que haga a Vox dar un paso atrás en sus planteamientos.

En el acto de este jueves, también participaron Julio Pardo, concejal de Vox en Reus, Sergio Macián, candidato de Vox por la provincia de Tarragona, y el candidato a la Generalitat, Ignacio Garriga. El secretario general del partido incidió en que en esta provincia está en juego el último escaño, que se debate, según defendió, entre el PSC y los partidos separatistas y Vox, por eso apeló a la movilización. «Este domingo nos jugamos mucho, nos jugamos que Cataluña vuelva a ser Cataluña», recalcó Garriga.

Comentarios
tracking