Accesos bloqueados al campus de la UPF

Accesos bloqueados al campus de la UPFS'ha Acabat / X

Cataluña

Estudiantes pro Palestina bloquean los accesos al Campus Ciutadella de la Pompeu Fabra

Las clases están suspendidas hasta las dos de la tarde. Desde S'ha Acabat consideran que es una «politización sectaria de los espacios universitarios».

Con sillas, con papeleras, con cajas, con mesas o con contendores de reciclaje- Así han bloqueado los estudiantes pro Palestina los accesos al Campus Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona, donde también han pasado la noche. Es la forma de protestar por la declaración que el centro hizo hace unos días, y que no recogía, según ellos, las demandas de estos estudiantes, ni rompía vínculos con instituciones israelíes. Por este motivo, no descartan «nuevas acciones» si el rectorado «no responde».

Lo cierto es que la protesta, en la que han participado una treintena de estudiantes, ha provocado que se haya suspendido las clases hasta las dos del mediodía y que la biblioteca permanezca cerrado. En un primer momento, no han podido entrar y salir nadie del recinto, pero sobre las nueve y cuarto de la mañana algunos docentes, estudiantes de Doctorado y miembros del PAS han podido entrar a trabajar acompañados de personal de seguridad.

Los estudiantes pro Palestina lamentan que lo que aprobó el Consejo de gobierno de la UPF fuera un «comunicado con palabras vacías» en el que la universidad no se posiciona «contra el genocidio israelí, ni habla de poner punto y final con el Estado de Israel».

En ese texto, la UPF se comprometió a «no apoyar» desde el punto de vista institucional a «nuevos proyectos de cooperación académica con universidades israelíes que, de manera explícita o mediante programas o iniciativas concretas, den apoyo a las actividades del ejército israelí en la Franja de Gaza».

S'ha Acabat denuncia la «politización»

Ante este bloqueo, desde S'ha Acabat recuerdan que la Universidad «debe ser un espacio de debate y no de imposición ideológica», y denuncian la «hipocresía» de los organizadores del acto, porque promueven ese cierra de la universidad «en nombre de la paz», mientras defienden «el radicalismo, el supremacismo y glorifican la violencia política y el terrorismo».

También piden que se identifique a los que han llevado a cabo el boicot porque «son las mismas que llevan años acostando a nuestros compañeros de universidad y tienen causas judiciales abiertas por ello». Y, en ese sentido, piden «contundencia» a los órganos de gobierno de la universidad, y que se «abstengan de adherirse a próximos comunicados de tinte político, aunque tengan presiones institucionales o por parte de grupos radicales de estudiantes».

Comentarios
tracking