Imagen de algunos objetos incautados en la operación de la Policía Nacional en la pedanía valenciana de La Punta

Imagen de algunos objetos incautados en la operación de la Policía Nacional en la pedanía valenciana de La PuntaPolicía Nacional

Desarticulada otra banda que asaltaba violentamente casas de ancianos en pedanías de Valencia

La operación se ha llevado a cabo en la capital levantina y Barcelona y en ella se ha detenido a tres personas de origen rumano con antecedentes que actuaban con «extrema violencia»

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia y Barcelona a tres hombres y una mujer de entre 20 y 40 años como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con violencia, lesiones y detención ilegal. Al parecer, serían los responsables de los robos y agresiones a personas de avanzada edad producidos en los últimos meses en pedanías de la capital levantina, en especial en La Punta, y que se caracterizaban por el empleo de «extrema violencia».
Los primeros arrestos se produjeron el pasado lunes por la mañana en la ciudad condal, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que dos de los investigados intentaban abandonar el país en dirección a Italia. Por ello, inmediatamente dieron aviso a los agentes de Barcelona, de forma que la Brigada Móvil de la Policía Nacional los interceptó en su intento de huída y los detuvo.
A uno de los arrestados le constaba una orden europea de detención por Rumanía por el cumplimiento de una condena interpuesta en ese país por hechos similares, dado que, al parecer, actuaban en otros países de la Unión Europea con el mismo modus operandi, detalla la Policía Nacional en un comunicado.
Los otros dos implicados fueron detenidos también el lunes, en Valencia, donde se ha practicado una entrada y registro en el domicilio de los mismos, donde los agentes han encontrado «numerosas» joyas y otros objetos sustraídos en los robos con violencia investigados. Los arrestados formaban parte de un grupo «extremadamente violento», integrado en su mayor parte por un clan familiar, lo que «aseguraba su estabilidad» en el tiempo, según el Cuerpo.

«Restablecer el orden»

Entre ellos existía un reparto de tareas «perfectamente coordinado», donde el papel de los hombres era el de perpetrar los robos, en los que llegaban a amordazar, maniatar y apalizar a sus víctimas, mediante un «uso desmedido» de la fuerza, para incluso arrancar de los lóbulos de la orejas los pendientes a las víctimas. Por otro lado, la mujer se encargaba de la logística e información y daba salida a los efectos sustraídos y obtenía el beneficio económico por ellos.
Estos arrestos se han producido tras una «ardua» labor de investigación, de la que se ha hecho cargo los grupos de Atracos y Sirlas de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, en la que se han realizado numerosos operativos de vigilancias y seguimientos, y se han llegado a esclarecer nueve hechos delictivos. Asimismo, los investigadores han recuperado joyas sustraídas, algunas de las cuales ya han sido devueltas a sus legítimos propietarios.
Paralelamente, en el transcurso de la investigación, la Policía Nacional ha desplegado varios dispositivos de seguridad en la pedanía de La Punta con el objetivo de «mantener y, en su caso, restablecer el orden» en la zona por parte de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana. En estos se ha identificado a 373 personas y se han inspeccionado 135 vehículos, con el levantamiento de 23 actas por tenencia de sustancias estupefacientes, 26 por armas blancas y otras dos por diferentes infracciones.
De los detenidos, todos ellos de origen rumano y con antecedentes, los tres varones pasarán a disposición judicial, mientras que la mujer ha quedado en libertad tras ser oída en declaración, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fuera requerida para ello.
Esta operación de la Policía Nacional se suma a otra llevada a cabo por la Guardia Civil que culminó la pasada semana con la detención de cuatro hombres de edades comprendidas entre los 57 y 16 años como presuntos autores de los violentos robos y asaltos a ancianos registrados en los últimos meses en varias pedanías y localidades de Valencia. La Benemérita sospechaba que la banda de asaltantes, que elegía a las víctimas por su vulnerabilidad, tenía previsto volver a actuar en «breve».
Comentarios
tracking