El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, durante su intervención

El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, durante su intervenciónEuropa Press

Rueda toma posesión como presidente de Galicia arropado por Rajoy y Feijóo y con un Gobierno en la incógnita

Cerca de mil invitados han estado presentes en un acto en el que la temperatura ha rondado los 20º para el asombro de muchos. La otra sorpresa, la ha dado el Gobierno central al elegir a Óscar Puente como representación en la toma de posesión

el parque Bonaval de Santiago de Compostela ha sido testigo este sábado de la jura como presidente de la Xunta de Alfonso Rueda. Mil invitados han acompañado al dirigente popular en un tiempo más que primaveral.

Entre abanicos y respaldados por la sombra de los árboles del parque compostelano, invitados políticos y sociales entre los que se encontraba el ministro de Transporte, Óscar Puente, en representación del Gobierno central; los presidentes gallegos predecesores – Fernando González Laxe, Emilio Pérez Touriño y Alberto Núñez Feijoo– o el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy han querido arropar al que es ya el nuevo presidente de Galicia contando, además, con una mayoría absoluta en el Parlamento autonómico.

Rueda juró su cargo y pronunció un discurso comedido en el que agradeció a todos su apoyo, especialmente a su familia que estaba presente: su madre, su mujer y sus dos hijas; y a la que ya no está, su padre, cuya mención provocó un momento de emoción al presidente.

Alfonso Rueda y Alberto Núñez Feijóo en el acto de toma de posesión

Alfonso Rueda y Alberto Núñez Feijóo en el acto de toma de posesiónEuropa Press

El líder de la Xunta destacó a Galicia como un lugar de moderación donde el entendimiento se convierte en la clave de la convivencia. Allí estaban también sus adversarios políticos, la líder del BNG, Ana Pontón y el del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro.

Sin ser de «citas históricas», como ha reconocido, ha citado palabras de quienes le antecedieron en el cargo, de diferentes colores políticos, empezando por Gerardo Fernández Albor, quien también había tomado posesión en San Domingos de Bonaval, y ha afirmado que da el paso para aportar un «modesto grano de arena» a la «gran tarea que otros iniciaron y otros continuarán».

Un Gobierno en la incógnita

Lo que aún se desconoce es el equipo de Gobierno que acompañará a Alfonso Rueda en la siguiente legislatura. El presidente ha preferido guardar total silencio sobre sus decisiones de las que únicamente se conocen los cambios estructurales del que será el nuevo Ejecutivo autonómico.

Fue, precisamente, este uno de los temas de conversación entre los asistentes del acto que desconocen quiénes serán los conselleiros de la legislatura que comienza.

Puente como representación

El punto más polémico ha sido el de la asistencia del ministro de Transportes, Óscar Puente, como representación del Gobierno de Pedro Sánchez.

Tras la toma de posesión del presidente gallego, Puente ha manifestado su «emoción» por asistir a la toma de posesión de un presidente de Galicia, ya que su padre nació en 1939 en la localidad lucense de Sarria.

El ministro de Transportes,Óscar Puente, junto a Alfonso Rueda

El ministro de Transportes,Óscar Puente, junto a Alfonso RuedaEuropa Press

A continuación, ha vuelto a trasladar su «felicitación» a Alfonso Rueda y le ha garantizado «lealtad institucional». «Vivimos en un estado democrático, multinivel desde el punto de vista administrativo, en el que es muy importante la colaboración y el entendimiento entre distintas administraciones», ha manifestado.

Entre palabras de cordialidad, no dejó de sorprender que fuese Puente el elegido por el Ejecutivo central, especialmente, por los roces entre administraciones por asuntos de tal importancia como la llegada de los trenes Avril para Galicia que han supuesto un continuo retraso.

Comentarios
tracking