Puerta de la casa de Rosario Porto

Puerta de la casa de Rosario PortoEl Debate

La heredera de Rosario Porto vende el chalé donde mataron a Asunta tras más de diez años intentándolo

La situación del inmueble era de abandono absoluto, tal y como comprobó El Debate

La casa de Teo donde Rosario Porto y Alfonso Basterra asesinaron a su hija se ha vendido después de más de diez años. El inmueble pertenecía a la heredera nombrada por Porto que ha intentado deshacerse de la casa durante mucho tiempo.
El chalé consta de 10.000 metros cuadrados de finca y 400 construidos. El estado del inmueble era lamentable después de que varios okupas hubiesen estado viviendo en la casa lo que ha dificultado, aún más, la venta de la misma. Desde fuera podía observarse el cúmulo de chatarra en la entrada y la piscina completamente abandonada. Además, la enorme finca estaba llena de maleza sin cuidar que apenas permitía ver la edificación.
La casa donde murió Asunta

La casa donde murió AsuntaRaquel Tejero

A pesar de las condiciones, tal y como ha adelantado El Correo Gallego, la casa ha encontrado un comprador aunque se desconoce el precio de venta ni el futuro del inmueble.
La casa se puso a la venta antes del asesinato de la niña. Fue Rosario Porto la que heredó la misma de sus padres y la intentó vender sin éxito por un precio alrededor del millón de euros.
Parte de la piscina de la propiedad

Parte de la piscina de la propiedadRaquel Tejero

Después de lo ocurrido, Porto la dejó en herencia a una amiga suya que la ha intentado vender en varias ocasiones sin éxito. Primero por lo que ocurrió en su interior y después, por la okupación.
El Debate conversó con un familiar de la heredera que confirmó el problema ocasionado por el okupa que se encontraba, según su testimonio, en la cárcel en estos momentos por un asunto distinto a la okupación.
Aunque la casa esté vendida, lejos está de suponer un olvido del asesinato de la pequeña a manos de sus padres. Teo, el municipio gallego donde ocurrió, recuerda a Asunta y aún se pregunta cómo pudo ocurrir. De hecho, la pista forestal donde se encontró a la menor sigue repleta de flores y ofrendas a Asunta.
Comentarios
tracking