Antidisturbios en La Ribera

La subdelegada del Gobierno en Córdoba, Ana López, ha expresado este miércoles tras las protestas del sector agrícola de este martes que "no había problema en que hubieran entrado" en la ciudad los agricultores y ganaderos con seis o siete tractores, que "no hubieran afectado a la seguridad", pero "no se iba a permitir a 80, 90 o cien tractores", a la vez que ha aclarado que "en ningún momento desde la Subdelegación se quiso que hubiera algún problema", pero la situación "se alargó y se complicó más de lo que se preveía", con el resultado de nueve agentes de Policía Nacional heridos leves, tres manifestantes detenidos, ya en libertad con cargos, y 19 identificados.

POLITICA ANDALUCÍA ESPAÑA EUROPA CÓRDOBA

Antidisturbios en La RiberaEuropa Press

La subdelegada dice que «no había problema» en que entraran en la ciudad siete tractores, pero «no cien»

En una rueda de prensa, la representante de Ejecutivo central en la provincia ha declarado que «no se realizó ninguna orden política»

La subdelegada del Gobierno en Córdoba, Ana López, ha expresado este miércoles tras las protestas del sector agrícola de este martes que «no había problema en que hubieran entrado» en la ciudad los agricultores y ganaderos con seis o siete tractores, que «no hubieran afectado a la seguridad», pero «no se iba a permitir a 80, 90 o cien tractores», a la vez que ha aclarado que «en ningún momento desde la Subdelegación se quiso que hubiera algún problema», pero la situación «se alargó y se complicó más de lo que se preveía», con el resultado de nueve agentes de Policía Nacional heridos leves, tres manifestantes detenidos, ya en libertad con cargos, y 19 identificados.
En una rueda de prensa, la representante de Ejecutivo central en la provincia ha declarado que «no se realizó ninguna orden política» y cree que «en materia de seguridad no se puede hacer política, no se pueden dar órdenes políticas cuando está en juego la seguridad de la ciudadanía y no se puede generar desconfianza en algo tan importante como es la seguridad ciudadana».
Al respecto, ha comentado que había «algún manifestante o promotor» que tenía un informe de la Policía Local, del día 19 de febrero, dirigido al delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Miguel Ángel Torrico, en el que decía que «se verá cuando lleguen al Arenal si pueden entrar», algo que «se filtra a un tercero», pero «ese informe jamás llegó a la Subdelegación», ha aclarado.
En este sentido, ha apuntado que no sabe «quién intenta hacer política aquí», a lo que ha añadido que «en ningún momento» se han puesto en contacto con ella el alcalde, José María Bellido, o su gabinete, después de que el lunes por la tarde, desde Subdelegación se pusieron en contacto con el gabinete del regidor «con el fin de hablar y llegar a una posición común sobre qué era lo que se iba a hacer cuando llegaran al Arcángel», de manera que ha dicho que todavía está «esperando la llamada del alcalde».
Además, ha recordado que la semana pasada hubo otra manifestación y cuando acabó, le puso un mensaje al alcalde «agradeciéndole lo que había hecho la Policía Local y cómo había trabajado», ante lo que él le dijo que «lo iba a tener siempre que se necesitara», ha apostillado López.
En cuanto a la negociación con los agricultores y ganaderos, ha señalado que no se iba a «dejar que entraran 80, 90 o cien tractores que colapsarían la ciudad», sino «un grupo pequeño de tractores» y que «si querían venir hasta la Subdelegación a entregar un manifiesto, no había ningún tipo de problema», pero «querían entrar todos», por lo que «era una cuestión de seguridad que no se podía permitir», dado que «había 300 o 400 tractores», ha señalado.

Siete columnas «con normalidad»

Mientras, la subdelegada ha explicado que «las manifestaciones eran siete columnas que se dirigían hacia la capital, hasta los alrededores del Estadio del Arcángel». En principio, no hubo incidentes en las marchas, «más allá del tráfico lento en las carreteras por las que venían», de modo que «se desarrollaron con total normalidad», ha valorado.
No obstante, ha indicado que el primer incidente ocurrió alrededor de las 11,00 horas, «cuando unas de las columnas que venían del norte de la provincia, en lugar de entrar por la carretera que tenían autorizada, entró por Los Villares y llegó hasta la Avenida del Brillante», de manera que «allí se les paralizó y se recondujo la caravana hasta la zona del Arenal».
Posteriormente, López ha detallado que «intentaron salir del recinto y entrar en el casco urbano a través del puente del Arenal», algo que «intentaban con los tractores», de forma que «ahí se empezaron a producir los primeros incidentes y a partir de ese momento, se descontroló un poco», en las inmediaciones del Arenal y luego en el Paseo de la Ribera.

«Una defensa de línea»

Así, ha explicado que «en principio, tal y como se hizo, fue de acuerdo a una reunión que se mantuvo el día 15 en la Subdelegación, entre Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local y la Dirección General de Tráfico (DGT)», en la que «se acordó prohibir el paso a la ciudad de los tractores, de acuerdo a un informe previo de la Policía Local, en que no se iba a dejar pasar, y luego, independientemente que se pudiera negociar por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con los manifestantes, que pudieran entrar de forma simbólica un grupo de tractores y algunas personas andando y llegar hasta la Subdelegación, que era lo que querían».
Sin embargo, ha remarcado que «como en todas las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se intentó negociar», en torno a las 13,00 horas, pero «no hubo esa posibilidad» con los manifestantes.
Igualmente, la representante del Gobierno en la provincia ha manifestado que «no se realizaron cargas por parte de la Policía Nacional», de forma que ha defendido que ella «en ningún momento» ordenó el uso de la fuerza contra los manifestantes y «sólo se realizó una defensa de línea», en la que «la Policía sólo respondió cuando fueron agredidos por parte de algunos manifestantes», ha resaltado.
En cuanto a los detenidos, ha indicado que dos de ellos fueron por incidentes que se produjeron por la mañana en el Paseo de la Ribera y el tercero fue por otro incidente por la tarde en El Arenal. Tras ser llevados los tres a la comisaría de Campo Madre de Dios, ha relatado que «hubo manifestantes que decían que no se iban de allí hasta que no fueran puestos en libertad», algo que ocurrió alrededor de las 1,20 horas de este miércoles.
Desde esa hora abandonaron el recinto de Arenal, en camino de vuelta a sus municipios, «sin incidentes, ni problemas», según ha mencionado la subdelegada, a quien no le consta que hubiera agricultores o ganaderos heridos en los enfrentamientos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Comentarios
tracking