Kike Márquez celebra el 2-1 ante la Ponferradina

Kike Márquez celebra el 2-1 ante la PonferradinaJesús Caparrós

La estadística sonríe al Córdoba en el play off

Desde la creación de la Primera RFEF (21/22) han ascendido tres de los cuatro equipos que acabaron segundos. La vuelta en casa, vital

Agarrarse a la estadística no va a hacer que el Córdoba ascienda por decreto a Segunda División, pero es una evidencia que la tendencia se repite y que, números en mano, haber realizado una gran temporada te abre las puertas del éxito de par en par. Al menos si nos atenemos a los datos. Estos hablan muy claro: desde la creación de esta categoría (hace apenas tres temporadas), han logrado dar el salto al fútbol profesional tres de los últimos cuatro equipos que terminaron en segundo lugar la liga regular. Solo el Deportivo (en la prórroga) lo dejó escapar. El resto subieron: Villarreal B, Alcorcón y Eldense.

Ningún equipo con ventaja de campo ha sido eliminado

Pero es que los datos son aún más contundentes si tomamos como referencia el play off de ascenso a Segunda de la temporada pasada y la primera eliminatoria del actual. Estas han sido las únicas que se han disputado bajo el formato de ida y vuelta. El primer año, en el que el Deportivo se quedó en el camino, se jugaron a partido único y repartido en varias sedes. Algo que la RFEF rectificó y que está posibilitando dotar de ventaja real a los que más méritos han realizado durante la campaña. Y eso, evidentemente, se está dejando notar. Nada es casualidad.

Porque, tal y como apunta la cuenta de Pedro González en Twitter (@Peter26582), las diez eliminatorias que se han jugado a doble partido han terminado cayendo del lado del local. La temporada pasada se citaron en las finales el Alcorcón y el Eldense (segundos) contra el Castellón y el Real Madrid Castilla (terceros). La gloria fue para alfareros y eldenses. En esta ocasión, Córdoba y Nàstic como segundos, además de Málaga y Barça Atlètic como terceros se jugarán romper o no con la tendencia.

El Barça Atlètic, obligado a ganar un partido en la final

Así las cosas, y aunque el fútbol es imprevisible, esas referencias dotan de mayor confianza aún al equipo de Iván Ania para afrontar con plenas garantías la final por el ascenso a Segunda. Porque, con esas ventajas, dos empates bastarían para regresar al fútbol profesional (eso sí, tirando por la vía de la prórroga en El Arcángel). En cualquier caso, lo que está claro es que si el filial del Barcelona quiere eliminar del mapa al Córdoba necesita de manera imperiosa ganar al menos un encuentro al conjunto blanquiverde. Son solo números, pero... mejor tenerlos de aliados.

Comentarios
tracking