Monseñor Demetrio Fernández, junto al sacerdote Antonio J. Reyes Guerrero y a Darío Reina Jiménez

Monseñor Demetrio Fernández, junto al sacerdote Antonio J. Reyes Guerrero y Darío Reina JiménezDiocesis de Cordoba

«Esta tarea la hacemos por amor a la Iglesia»

El nuevo delegado episcopal de acción caritativo-social y Cáritas Diocesana y el nuevo director de la entidad, han realizado hoy el juramento de su cargo

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, hizo público el pasado sábado, 29 de junio, el nombramiento del sacerdote Antonio J. Reyes Guerrero como nuevo delegado episcopal de acción caritativo-social y de Cáritas Diocesana, junto al del seglar Darío Reina Jiménez, como director de Cáritas Diocesana.

Ambos han acudido en la mañana de este viernes, 5 de julio, al Palacio Episcopal para realizar la profesión de fe y juramento de su cargo ante la presencia del Obispo, quien se ha dirigido a ellos para agradecerle la disposición mostrada al asumir esta tarea que «la hacemos por amor a la Iglesia». Igualmente, les ha animado a no tener miedo en este nuevo camino, porque «el Obispo está para ayudaros».

«Cualquier tarea que se encarga en la Iglesia y se asume, es Dios quien la encarga, quien nos guía y nos ayuda», ha subrayado el prelado al tiempo que ha reconocido que este compromiso de asumir la tarea de Cáritas Diocesana, «es también un gesto de comunión con la Iglesia».

Relevo en la dirección

Antonio J. Reyes sustituye en el cargo al sacerdote Pedro Cabello, mientras que Darío Reina sustituye a Salvador Ruiz. Ambos han estado presentes en la profesión de fe y juramento del cargo encomendado por el Obispo y a ellos se ha dirigido el pastor de la Diócesis para agradecerles el servicio que han prestado durante estos años, «lo cual ha llevado muchas horas de entrega, preocupación y orientación de la caridad eclesial, que tiene que estar iluminada por la Palabra de Dios».

En los próximos días, ambos asumirán su nueva tarea y se pondrán al frente de la institución diocesana.

Comentarios
tracking