Purificación Secilla, con el alcalde y su familia, en el Ayuntamiento

Purificación Secilla, con el alcalde y su familia, en el AyuntamientoLa Voz

La ciudad felicita a Purificación por su 100 cumpleaños

Maestra en el norte de la provincia, su vida está vinculada a la plaza de la Corredera

El Ayuntamiento de Córdoba ha celebrado el 100 cumpleaños de Purificación Secilla Morales en un acto de homenaje en el que ha estado acompañada de sus hijos, nietos y biznietos y que se enmarca dentro del programa municipal 'Cordobeses Centenarios'.

El alcalde, José María Bellido, y la teniente de alcalde de Mayores, Eva Contador, han compartido este emotivo momento con la homenajeada, a quien le han obsequiado con un ramo de flores, un abanico y una tarta.

José María Bellido entrega a Purificación Secilla un ramo de flores

José María Bellido entrega a Purificación Secilla un ramo de floresLa Voz

Todos los familiares de personas que cumplan cien años o más y que deseen que el Ayuntamiento les haga este reconocimiento tienen a su disposición un número de teléfono (957 499 945) y un correo electrónico (centros.mayores@ayuncordoba.es), donde podrán solicitarlo, así como información a través de un enlace en la web del Ayuntamiento de Córdoba. La periodicidad de celebración de estos eventos depende del volumen de solicitudes y las fechas suelen hacerse coincidir con el día de aniversario, si es posible.

La vida de Purificación

Purificación Secilla Morales nació el 13 de junio de 1924. De una familia de cuatro hermanos, nació y creció en la plaza de la Corredera, de donde se fue después de nacer su primer hijo.

Estudió Bachillerato en el Instituto Góngora y después hizo los estudios para ser maestra. Se presentó a las oposiciones y las aprobó, pero sin plaza, aunque estuvo trabajando en algunas aldeas de Fuenteobejuna, como El Alcornocal y Ojuelos Bajos. De allí se volvió, y estuvo ayudando en el negocio familiar, ubicado en La Corredera.

Conoció a su marido, Manuel Jiménez Navarro, y después de solo 11 meses de noviazgo se casaron en la iglesia de San Pedro, el 7 de octubre de 1954. Tuvieron cuatro hijos, Manuel, Rafael, Antonio y Purificación, 10 nietos y 6 bisnietos. Su marido murió en 1990.

En la actualidad vive en la calle Tomás de Aquino. Lleva una vida tranquila; todas las mañanas se arregla y va a tomar churros en Gran Vía Parque, siempre al mismo bar, donde todo el mundo la conoce y la aprecia.

Comentarios
tracking