Imagen de una de las flotas recientes de la Ertzaintza

Imagen de una de las flotas recientes de la Ertzaintza

Seguridad

Los nuevos coches españoles de la policía vasca y los eléctricos de la Guardia Civil

La Ertzaintza va a recibir más de 500 coches patrulla híbridos durante los próximos meses mientras que la Guardia Civil incorpora 120 coches eléctricos

Las fuerzas de seguridad está de enhorabuena, las renovaciones de sus flotas de vehículos marcha viento en popa a toda vela con cargo a fondos europeos, de esta forma la Ertzaintza ha confirmado la adquisición de una nueva flota de coches híbridos enchufables con una autonomía eléctrica superior a los 60 kilómetros.

A hacer ejercicio

Esta remesa se suman a los 200 que ya recibió a primeros de año y con los que se ha ido sustituyendo a los Seat Leon adquiridos hace años, fuente de polémica entonces porque los agentes se quejaban de que no cabían, a lo que el Gobierno vasco respondió que hicieran ejercicio y estiramientos antes de entrar en los vehículos.
Los coches llegarán a lo largo del los próximos meses

Los coches llegarán a lo largo del los próximos meses

La nueva flota de 500 coches se irá incorporando progresivamente al parque móvil hasta el primer trimestre del próximo año. Se trata de un renting firmado por Arval con una validez de cuatro años que incluye modelos Opel Astra, Peugeot 308, Hyundai Tucson con tracción integral y Ford Kuga.

Un coche muy español

Este último modelo tiene la peculiaridad de que se trata de un vehículo 100 % español, pues está fabricado íntegramente en la factoría de Ford en Almussafes, que no pasa por un buen momento, sin duda una excelente noticia de apoyo a la industria española.
El Ford Kuga tiene un precio en torno a los 38.000 euros, con un sistema híbrido que le otorga una autonomía eléctrica de 65 kilómetros y 225 caballos de potencia.
120 Mégane eléctricos para la guardia Civil

120 Mégane eléctricos para la guardia Civil

Por otro lado, la Guardia Civil acaba de recibir una nueva flota de vehículos 100 % eléctricos con cargo a los fondos Next Generation. En este caso se trata de una flota de 120 Renault Mégane E-Tech que evitará la emisión de tres toneladas de CO2 a la atmósfera.

Siguen sin cargadores

Siempre, claro está, que puedan cargarlos, pues tal y como denuncian los miembros del cuerpo habitualmente, no tienen cargadores en sus instalaciones y se ven obligados a utilizar los enchufes convencionales de los cuarteles, lo que constituye un serio riesgo, pues no están preparados para ello y pueden provocar un incendio.
De hecho, recientemente criticaban una imagen subida por los mandos a las redes sociales en la que se ve cómo enchufan un coche eléctrico, cuando los cuarteles siguen sin cargadores.
Agentes del cuerpo critican esta imagen de redes sociales, pues no tienen cargadores

Agentes del cuerpo critican esta imagen de redes sociales, pues no tienen cargadores

Este vehículo tiene una potencia de 218 caballos, con una autonomía de 450 kilómetros y un precio en torno a los 43.000 euros.
Comentarios
tracking