El dispositivo debe escalarse a escala de coche

Este mecanismo permite reutilizar hasta el 90 % de las emisiones de los vehículos

Neutralidad de emisiones

La idea revolucionaria que puede dar una segunda vida a los coches de combustión

Una empresa suiza trabaja ya sobre una solución que permite almacenar el CO₂ de los vehículos para su posterior reciclaje y uso en otros ámbitos como la agricultura

Magníficas noticias para el coche de combustión. Un equipo de investigadores está llevando a cabo pruebas con excelentes resultados sobre un sistema que permite la recuperación y la reutilización de hasta el 90 % de las emisiones de CO₂ de los coches de combustible.

Mejor que neutralidad

Este fenómeno de reutilización del CO₂ no limita las emisiones de carbono, sino que mediante una compleja reacción química logra recuperar buena parte de las partículas contaminantes y las convierte inicialmente en polvo y después en líquido. Esto permite su posterior utilización como abono químico y para determinados procesos productivos que permiten no solo su neutralización, sino también su aprovechamiento.
Los camiones ya almacenan sus propias emisiones de CO2

Los camiones ya almacenan sus propias emisiones de CO₂

La empresa Qaptis lleva ya años trabajando sobre esta revolucionaria tecnología, y hasta ahora se ha encontrado con un único inconveniente, el voluminoso tamaño de los equipos necesarios para llevar a cabo este proceso obliga a utilizarlo solo en camiones, por lo que una vez logrados los primeros efectos positivos su próximo reto es redimensionarlo a un tamaño válido para automóviles.

Válido para automóviles

En este caso, las primeras pruebas llevadas a cabo sobre camiones de menos de 16 toneladas arrojan unos resultados excepcionalmente positivos, lo que abre una vía de futuro muy prometedora. A partir de 2024 la firma tiene previsto poner en funcionamiento su primer vehículo de pruebas adaptado con este dispositivo.
Este mecanismo permite reutilizar hasta el 90 % de las emisiones de los vehículos

Por el momento el sistema ya ha sido probado en camiones

El proceso captura el CO₂ en el propio tubo de escape y mediante una reacción química que utiliza el propio calor del motor lo transforma en polvo y posteriormente en líquido, lo que reduce su volumen.
El CO₂ se almacena en un depósito que periódicamente deberá vaciarse, permitiendo así su recuperación y utilización en la producción de alimentos, fertilizantes, energía, materiales de construcción y combustibles sintéticos.
El equipo de desarrollo del nuevo mecanismo

El equipo de desarrollo del nuevo mecanismo

Según indican sus responsables, esta tecnología permitiría también eliminar miles de toneladas de CO₂ de la atmósfera, un elemento clave en el reto de la descarbonización al que nos enfrentamos, con el objetivo de alcanzar la neutralidad carbónica en 2050.
Comentarios
tracking