Este tipo de acabado ha desaparecido de los automóviles

Este tipo de acabado ha desaparecido de los automóviles

Práctico

La verdadera razón por la que las marcas no pintan los coches de este color

La decoración y la terminación de los coches nunca volverán a ser la misma tras la desaparición de este tipo de tonalidades

Tal y como decía recientemente Luca de Meo, máximo responsable de Renault, en una rueda de prensa, mientras en China los fabricantes han tomado la delantera en el desarrollo de coches eléctricos a nivel mundial, en Europa nos centramos en cumplir las directivas de Bruselas, que limitan cada día más aspectos de la fabricación de los automóviles.
Esto ha dado una ventaja comparativa muy importante a la industria asiática, mientras que en Europa gran parte de las inversiones que hacen las marcas deben dirigirse a cumplir con este estricto marco regulador.

Normativa estricta

La Euro 7 es un claro ejemplo de ello, se trata de una normativa de reducción de emisiones que obligaba a los fabricantes a invertir miles de millones de euros para poder seguir vendiendo coches de combustible hasta 2035. Un verdadero sinsentido cuando realmente deberían centrar sus esfuerzos en evolucionar los coches eléctricos.
Una quincena de ciudades españolas ya se han cerrado a los coche sin etiqueta

Emisiones, la gran preocupación de Bruselas

Afortunadamente Europa ha reculado y la Euro 7 final afectará a las partículas de goma de los neumáticos y de las pastillas de freno, pero no a las emisiones contaminantes del motor.

Colores prohibidos

Otro ejemplo de esta situación que exponía Luca de Meo hace referencia a la prohibición de determinados colores y acabados en las carrocerías de los coches.
En concreto hace referencia a los cromados, una terminación que hasta ahora se lograba con cromo hexavalente, la forma tóxica del cromo que se usa lograr esos acabados tan vistosos habituales en los tiradores de las puertas, los paragolpes antiguos o en los logotipos.
Los cromados van a estar prohibidos en las carrocerías de los coches

Los cromados van a estar prohibidos en las carrocerías de los coches

Esto ha obligado a los fabricantes a desarrollar otro tipo de compuestos a partir del zinc o del níquel, el problema es que es un tratamiento más caro, lo que ha hecho que se evite su uso en gran medida.

Toxicidad

El cromado tradicional es hasta 500 veces más cancerígeno que el humo de los motores diésel, especialmente durante su fabricación. Un material que gusta mucho en los mercados asiáticos y que es extremadamente habitual en las motos.
La prohibición, que entra en funcionamiento de inmediato, podría afectar también a algunas pinturas metalizadas que tuvieran este material en su composición.
Comentarios
tracking