La medida afecta a la producción de tres modelos

La medida afecta a la producción de tres modelos

Industria

Toyota suspende la producción del tres modelos en Japón, entre ellos el Yaris Cross

El Gobierno nipón ha abierto una investigación por supuestos problemas en uno de los sistemas de seguridad del automóvil

Toyota anunció este lunes la suspensión de la producción y los envíos de tres de sus modelos fabricados en Japón tras destaparse nuevas irregularidades en pruebas para obtener certificaciones gubernamentales, un incidente que asegura que no compromete la seguridad de los vehículos.

Los modelos afectados son el Corolla Fielder, el Corolla Axio y el Yaris Cross, detalló la empresa en un comunicado publicado horas antes de una rueda de prensa prevista este lunes para dar explicaciones.

Rueda de prensa

El anuncio realizado por la mayor firma automotriz mundial por volumen de ventas coincide con la publicación por parte del Ministerio japonés de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo de un informe sobre la situación de las certificaciones en la industria nipona del motor tras las irregularidades destapadas en Daihatsu Motor y Toyota Industries Corporation, filiales de Toyota.

El Yaris Cross sería uno de los tres modelos afectados

El Yaris Cross sería uno de los tres modelos afectados

A la luz de este y otros incidentes parecidos recientes en el país, las autoridades japonesas ordenaron a 85 empresas que revisaran sus prácticas en busca de actos fraudulentos. Hasta finales de mayo se habían descubierto irregularidades de diversa índole en cinco: la citada Toyota, Mazda, Yamaha, Honda y Suzuki.

Más marcas implicadas

La investigación que concierne a Toyota continúa abierta, pero hasta el momento se ha determinado que el fabricante estaba presentando datos falsificados sobre las pruebas de protección de peatones para los tres modelos mencionados, además de haber cometido en el pasado fraude en las pruebas de choque de cuatro modelos ya descontinuados, los Crown, Isis, Sienta y RX.

«Tras verificaciones internas exhaustivas de los vehículos afectados, incluidos aquellos que ya no están en producción, podemos confirmar que no hay problemas de rendimiento que contravengan las leyes y regulaciones», aseguró la empresa en el comunicado.

Producción detenida

En lo que respecta a Mazda, habría falsificado los resultados del software de control de motor para dos modelos en producción, así como de los test de choque de tres modelos en el pasado, según el informe gubernamental.

Las irregularidades de Yamaha se refieren a las pruebas de ruido de un modelo actual, hechas en condiciones inadecuadas, así como para dos modelos anteriormente producidos, mientras que las falsificaciones de Honda habrían sido en este mismo sentido para 22 modelos antiguos.

Suzuki, por su parte, habría falsificado informes de pruebas en el sistema de frenos de un modelo que no se fabrica actualmente.

Las autoridades han ordenado la suspensión inmediata de los envíos de los vehículos afectados y realizará inspecciones 'in situ' para confirmar los hechos que rodean a las irregularidades, cometidas a la hora de solicitar las certificaciones pertinentes del Gobierno.

Comentarios
tracking