Imagen de un vehículo que hizo época

Imagen de un vehículo que hizo época

Nostalgia

El mito del automóvil español creado en la época de Franco que cuesta más hoy que nuevo

Uno de los primeros frutos de la industrialización española de posguerra, este vehículo motorizó al campo español durante décadas y a las fuerzas de seguridad

En plena España de posguerra y frente a la falta de maquinaria industrial y vehículos por el embargo internacional, el Gobierno de la época decidió crear su propia industria automovilística, con firmas como Seat (1950) o Metalúrgica Santa Ana (1956) en Linares, con el propósito de crear maquinaria agrícola.

Un duro muy duro

A principios de los años 60 un acuerdo con Land Rover le permitió construir los Santana, eso sí con un 75 % de las piezas fabricadas en España. Había nacido un mito del automóvil que muy pronto se hizo habitual de fincas, explotaciones ganaderas, Ejército y Guardia Civil, pues este vehículo era perfecto para las labores de patrulla.

Un Santana de finales de los años 80

Un Santana de finales de los años 80

En construcción hasta 1994, este vehículo tenía un precio en su momento que rondaba los 1.200 euros, un dineral entonces. Durante estos años ha evolucionado tanto en concepción como en mecánica, aunque no en su planteamiento inicial, estuvo disponible con motores diésel 2.0 litros y gasolina 2.25.

A prueba de todo

El acuerdo de la factoría con Suzuki hizo que Land Rover en los años 80 provocó una pérdida de confianza por parte de Land Rover, finalizando su construcción en 1994, aunque la firma británica rompió el acuerdo años antes Metalúrgica Santa Ana conservaba una licencia de fabricación.

Se han llegado a pagar más de 60.000 euros por este coche

Se han llegado a pagar más de 60.000 euros por este coche

Este vehículo terminaría sus días en Linares en 1994, tras haberse producido tres series o evoluciones del mismo. Hoy en día es un vehículo muy buscado en todo el mundo por su sencillez y eficacia absoluta, desde el desierto hasta las selvas.

En España es posible encontrar unidades entre los 3.000 y los 12.000 euros, en función del estado de conservación, pero en subastas extranjeras se ha llegado a pagar por una unidad más de 60.000 euros. Un pedacito de la historia automovilística española.

Una unidad a la venta en España

Una unidad a la venta en España

Cualquier conductor que se haya puesto a los mandos de una unidad sabe perfectamente lo que es este vehículo, tremendamente incómodo pero imposible de superar en campo.

Comentarios
tracking