Teléfono móvil

España es el tercer país más afectado del mundo por este tipo de delitoFreepick

Estafas

Suplantan la identidad de la DGT para que pagues una multa falsa

Al tratarse de un mensaje de texto, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) recomienda bloquear al remitente y eliminarlo

Una nueva oleada de phishing, con mensajes de texto falsos que suplantan la identidad del organismo, se está haciendo pasar por la Dirección General de Tráfico (DGT). De hecho, el contenido de estos mensajes de texto indican a la víctima que tiene 24 horas para efectuar un pago y les instan a acceder a un enlace adjunto. Sin embargo, este lleva a sitios web fraudulentos diseñados para robar información personal y financiera.

Ante esta situación, la DGT ha alertado a los ciudadanos sobre esta estafa, reiterando que nunca solicita pagos de multas a través de mensajes de texto. Además, los avisos falsos de sanciones de tráfico se han convertido en uno de los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para cometer estafas.

En la gran mayoría de los casos, según han informado tanto Tráfico como la Guardia Civil en sus redes sociales, los engaños se intentan perpetrar a través de correo electrónico. En estos correos, los estafadores utilizan el logo del organismo para persuadir a las víctimas de hacer clic en enlaces maliciosos.

Habitualmente, el reclamo suele ser el mismo: la reclamación de un pago por una multa pendiente. No obstante, al tratarse de un mensaje de texto en esta ocasión, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) recomienda bloquear al remitente y eliminar el mensaje de la bandeja de entrada.

¿Qué hacer en caso de haber sido víctima?

Si finalmente se hace clic en el enlace y se proporcionan datos personales y bancarios, el Instituto Nacional de Ciberseguridad recomienda tomar capturas de pantalla para conservar pruebas de la estafa. A su vez, es crucial modificar las contraseñas lo antes posible y contactar con el banco o la entidad financiera para informarles de la situación y tomar medidas adicionales de seguridad.

Al mismo tiempo, si se ha facilitado información bancaria como números de tarjeta de crédito o clave de firma, se debe informar a la entidad bancaria inmediatamente para que puedan tomar medidas para proteger la cuenta. Lógicamente, también se debe presentar una denuncia ante la Policía, proporcionando todas las pruebas posibles del incidente.

Hace dos años, en 2022, la DGT puso 5.542.005 multas, la cifra más elevada desde que se realiza este registro. Por este motivo, con estos números tan altos no es de extrañar que al recibir este mensaje pensemos que, efectivamente, hemos cometido alguna acción fraudulenta.

Comentarios
tracking