Varios vehículos en la fábrica de Ford en Almussafes

Línea de montaje de Ford, en AlmussafesEuropa Press

Industria

Ford se abre a estudiar opciones alternativas para reducir el impacto de los 1.600 despidos en Almussafes

La semana pasada la empresa anunció la apertura de un ERE que afectaría a más de 1.600 trabajadores hasta la llegada de un nuevo modelo a la factoría en 2027

Ford y los sindicatos han iniciado ya las negociaciones del ERE anticipado por la compañía hace unos días y que debería permitir hacer una transición ordenada en materia laboral hasta la llegada de un nuevo vehículo a la factoría de Almussafes, en Valencia, que actualmente tan sólo produce el Ford Kuga, una carga de trabajo insuficiente para la plantilla actual.

El Ford Kuga no es suficiente

Durante la comisión negociadora Ford ha atendido las peticiones de los representantes legales de los trabajadores y ha confirmado su intención de buscar una solución para los 1.000 trabajadores afectados hasta la llegada del nuevo modelo a la línea de montaje en 2027.

Logo de Ford en la entrada de la fábrica en Almussafes, Valencia.

La bajas ventas de eléctricos cancelaron la llegada de dos modelos a la fábrica española

Ford se ha abierto a acordar alternativas al despido de cerca de los trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), pues a partir de 2027 volverán a necesitarse cuando la fábrica de Almussafes (Valencia) comience a producir un nuevo vehículo multienergía.

En la anterior sesión Ford planteó un expediente de 1.622 trabajadores, de los que 626 serían bajas incentivadas con carácter definitivo y 996 serían despidos objetivos con preferencia de recontratación en 2027, año en el que está previsto el lanzamiento del nuevo vehículo que fabricará la planta.

Recontrataciones en 2027

Tras la reunión de este lunes, la empresa ha reiterado «su compromiso de acordar una solución de transición, hasta que comience la producción del nuevo vehículo en 2027, para los aproximadamente 1.000 empleados que no serán objeto de medidas estructurales», según ha informado.

Así, ha asegurado que «intensificará de forma inmediata el trabajo conjunto ya iniciado con la representación legal de los trabajadores y los gobiernos nacional y regional para desarrollar un plan que reduzca el impacto en los empleados de Ford y sus familias».

Por su parte, el sindicato mayoritario, UGT, ha valorado que la firma esté «dispuesta a trabajar sobre otras alternativas» al despido con opción a recontratación. La organización ha destacado que, si bien no se han producido «avances en ningún punto en concreto», «sí que se abre una negociación con la predisposición por ambas partes de alcanzar un acuerdo».

Hablan los sindicatos

En la reunión, UGT ha explicado a la dirección todos los puntos de la propuesta que aprobó por unanimidad este sábado en una asamblea extraordinaria de afiliados. UGT acordó oponerse a los despidos con preferencia de recontratación y tratar de negociar un ERE que «garantice las mismas condiciones» que el expediente que se cerró en abril de 2023.

El nuevo Kuga seguirá produciéndose en Almussafes

El Ford Kuga es el único modelo en producción en Almussafes

«La dirección de la empresa se ha comprometido a valorar nuestra propuesta, argumentando además que nunca contempló como única alternativa el despido con recontratación en 2027 de 996 personas, estando dispuesta a trabajar sobre otras alternativas, ya que como bien es sabido habrá carga de trabajo para ese excedente en 2027», ha explicado UGT en un comunicado.

La próxima reunión de la comisión consultiva para continuar con las negociaciones se celebrará el próximo jueves 20 de junio.

Comentarios
tracking