Los beneficios del deporte

Caminar, nadar o pasear en bicicleta afecta a todos los tejidos del cuerpoGTRES

Caminar, nadar o pasear en bicicleta afecta a todos los tejidos del cuerpo

El ejercicio de resistencia afecta incluso a aquellos tejidos que normalmente no están asociados con el movimiento

«Todo el mundo sabe que el ejercicio es bueno para la salud, pero nadie conoce exactamente por qué», afirma el científico Joshua Adkins, quien se puso al frente de una compleja investigación para intentar resolver esta cuestión. En un gran proyecto de investigación en ratas adultas jóvenes, publicado en Nature Metabolism, los científicos han descubierto que todos los tejidos corporales responden al entrenamiento físico, lo que equivale a más de 35.000 moléculas biológicas que se adaptan al ejercicio de resistencia con el tiempo, incluidos tejidos de órganos que normalmente no se asocian con el ejercicio.

Para el análisis se utilizó datos de miles de análisis de 19 tipos de tejidos e identificó cambios moleculares en genes, proteínas y metabolitos, que son sustancias esenciales para el metabolismo de un organismo en particular o de un proceso metabólico concreto.

Si bien se observaron cambios moleculares en todos los tejidos, la forma en que respondió cada tejido fue única. Por ejemplo, se observaron efectos en las funciones de las mitocondrias, que son centros celulares para la producción de energía y el metabolismo, en todo el cuerpo, aunque los cambios específicos observados diferían según el tejido. Por ejemplo, los investigadores encontraron que las mitocondrias de la glándula suprarrenal respondieron sustancialmente al entrenamiento de resistencia, incluido un cambio en la regulación de casi la mitad de los genes asociados a las mitocondrias. Esto fue sorprendente ya que anteriormente no se había explorado en detalle el papel de las glándulas suprarrenales en el ejercicio.

Diferencias entre sexos

Además, se encontraron diferencias en las respuestas moleculares al ejercicio de resistencia entre ratas machos y hembras jóvenes en la mayoría de los tejidos analizados, incluido el cerebro, la glándula suprarrenal, los pulmones y el tejido adiposo. Los científicos descubrieron diferencias sorprendentes en las respuestas entre los sexos en el tejido adiposo blanco, hallazgos que pueden desempeñar un papel en la investigación de cómo se podrían recomendar intervenciones de ejercicio para hombres o mujeres que padecen afecciones como la obesidad. Las diferencias entre las respuestas al ejercicio de los sexos en humanos o animales no se han caracterizado bien, y estos hallazgos enfatizan la necesidad de incluir a ambos sexos en futuras investigaciones sobre el ejercicio para comprender completamente su papel en la salud.

Actualmente, los investigadores están realizando un estudio sobre el ejercicio en humanos que mejorará nuestra comprensión de por qué el cuerpo responde al ejercicio y cuánto varía la respuesta para personas de diferentes edades, sexos, composiciones corporales y niveles de condición física. A largo plazo, estos conocimientos podrían hacer posible que los médicos recomienden regímenes de ejercicio específicos y personalizados a sus pacientes para tratar o prevenir una variedad de dolencias y condiciones de salud.

Comentarios
tracking