Los bebedores de café son más ricos y tienen una vida más saludable

Los bebedores de café son más ricos y tienen una vida más saludablePxHere

Salud

Esta es la gran ventaja que tienen las personas que beben mucho café

Café con leche, cortado, expreso, sin azúcar, con azúcar... cada vez son más los tipos de esta bebida caliente, al igual que personas que lo consumen. Según el último informe de los Hábitos de Consumo de Café en España, el 63 % de los españoles mayores de 15 años –22 millones de personas aproximadamente– consumen más de un café al día.

Varios estudios sugieren que esta bebida puede ser beneficiosa para la salud, ya que el consumo de café se asocia a la reducción de afecciones que van desde enfermedades hepáticas hasta cáncer o demencia. Ahora, un nuevo estudio creado por investigadores en China, ha confirmado que las personas que consumen una cantidad moderada de café poseen un menor riesgo de morir durante un periodo aproximado de siete años.

El estudio se publicó en la revista médica Annals of Internal Medicine, y se basó en los datos de 171 000 participantes del BioBank del Reino Unido, que ha recopilado desde 2006 información genética, de estilo de vida y de salud de más de 500.000 personas.

El equipo usó datos de los certificados de defunción para rastrear a los participantes durante un período promedio de siete años a partir de 2009, durante el cual murieron 3177 personas.

Después de tener en cuenta factores como la edad, el sexo, el origen étnico, el nivel educativo, el tabaquismo, la cantidad de actividad física, el índice de masa corporal y la dieta, el equipo descubrió que, en comparación con quienes no bebían café, las personas que consumían café sin azúcar tenían el menor riesgo de muerte.

En España, los consumidores más habituales de café beben una media de 3,6 cafés diarios entre semana. No obstante, aunque parezca extraño, la media baja el fin de semana a 2,7 tazas de café por persona.

En cuanto al número de cafés por persona y día fuera de casa, el 55 % de los que consumen café toma 1 o 2 tazas, mientras que el 24 % toma entre 3 y 4 tazas. El 21 % restante, que supone unos 4,6 millones de personas, declara que toma unas 5 o más tazas de café cada día fuera.

Con el estudio los investigadores demostraron que se produjo una reducción de muertes en las personas que bebían entre 2,5 y 4,5 tazas de café al día. Es decir, un 29 % menos de riesgo de muerte.

También se observaron reducciones en el riesgo de muerte con el café endulzado con azúcar, al menos para quienes bebían entre 1,5 y 3,5 tazas al día. La tendencia fue menos clara para las personas que usaban edulcorantes artificiales.

Naveed Sattar, profesor de medicina metabólica en la Universidad de Glasgow que no participó en el trabajo, advirtió a The Guardian que los hallazgos, aunque intrigantes, no fueron claros.

«La naturaleza observacional de este nuevo estudio significa que estas conclusiones están lejos de ser definitivas», dijo.

«Esto se debe a que los bebedores de café son en general más ricos y tienen vidas más saludables que los no bebedores y sigo sin estar convencido de sí estos factores pueden superarse en estudios observacionales». El profesor Sattar agregó que la evidencia genética no vinculaba el café con ningún beneficio importante para la salud.

«Yo sugeriría que las personas se apeguen al café o al té, preferiblemente sin azúcar, a los que la mayoría de las personas se pueden adaptar, y traten de hacer todas las otras cosas que sabemos que lo mantienen saludable: moverse más, comer y dormir mejor».

En un editorial acompañante, la doctora Christina Wee, editora adjunta de la revista, estuvo de acuerdo en que los hallazgos no eran concluyentes. Pero, añadió, parecía que beber café, ya sea sin azúcar o con una cantidad modesta de azúcar, probablemente no era dañino para la mayoría de las personas.

«Así que bebe, pero sería prudente evitar demasiados macchiatos de caramelo mientras se elaboran más pruebas», escribió.

Comentarios
tracking