25 de septiembre de 2022

El emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-Thani

El emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad bin Khalifa Al-ThaniAFP

Mundial de Qatar

El emir de Qatar promete no discriminar a nadie durante el Mundial

La homosexualidad es ilegal en este país, pero dice que «abrirá sus puertas a todos los aficionados, sin discriminación»

El emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad al Thani, ha asegurado que todos los aficionados que viajen a su país con motivo del Mundial -que empieza el próximo 20 de noviembre- serán acogidos «sin discriminación» ante los recelos que existen por el trato que se puede dar a los aficionados homosexuales.
El pueblo de Qatar «abrirá sus puertas a todos los aficionados, sin discriminación, para que puedan aprovechar los partidos de fútbol y la atmósfera extraordinaria del torneo», ha dicho el emir en la Asamblea General de la ONU que se está celebrando en Nueva York. «El pueblo qatarí acogerá con los brazos abiertos a los seguidores del fútbol de todos los horizontes», ha añadido sin mencionar a un grupo específico.
Desde hace meses la FIFA, que fue quien dio el Mundial a Qatar, lleva trabajando para que el país rebaje según que normas instauradas respecto al trato de algunos colectivos discriminados allí. Por eso que las declaraciones del dirigente parecen un intento de tranquilizar los temores expresados por asociaciones de aficionados o inclusos federaciones de fútbol -Noruega es el caso más claro- que amenazaron con boicotear esta cita futbolística.
Hay que recordar que la homosexualidad es ilegal en Qatar, pero los organizadores de la Copa del Mundo han tratado de calmar la situación asegurando que las parejas homosexuales no serán «molestadas» durante el torneo. La FIFA también aseguró que las banderas arcoíris, símbolo de la comunidad LGTBI+, estarán autorizadas alrededor de los estadios, aunque no especificaron si dentro de los mismos.
«No creemos en las demostraciones públicas de afecto, pero estamos igualmente convencidos de la necesidad de acoger a todo el mundo, sea cual sea su origen», añadió Hassan al Thawadi, secretario del Comité de Organización del Mundial al ser interrogado sobre el colectivo LGTBI+ en una rueda de prensa el lunes en Nueva York.
Hay que señalar, eso sí, que Qatar obligará a cualquier aficionado que visite su país durante el Mundial a que tenga previamente una entrada para cualquiera de los partidos y un alojamiento ya confirmado. De esta forma, el país impedirá entrar durante esas fechas a los hinchas que habitualmente van al país que organiza el Mundial a disfrutar de la gran cita del fútbol o que por ejemplo compran las entradas en las horas previas al partido. Qatar quiere tenerlo todo controlado y saber quién estará en su territorio (y qué hará) en ese tiempo.
Comentarios
tracking