France's forward #09 Olivier Giroud celebrates with France's forward #10 Kylian Mbappe (top) after scoring his team's first goal during the Qatar 2022 World Cup round of 16 football match between France and Poland at the Al-Thumama Stadium in Doha on December 4, 2022. (Photo by Kirill KUDRYAVTSEV / AFP)

Giroud y Mbappé enfilaron la clasificación de FranciaAFP

Francia 3-1 Polonia

Un insaciable Mbappé coloca a Francia en cuartos

Los bleus esperan rival tras dominar de principio a fin a Polonia. El delantero del PSG volvió a comandar a su selección e imponer su autoridad con un doblete

Llegaba la hora de la verdad a Qatar para ambas selecciones. Dos equipos que habían tenido dos trayectorias distintas en este Mundial. Francia, pese al tropiezo ante Túnez, había sacado el rodillo durante los partidos previos. Sin embargo, Polonia había llegado hasta los octavos de final basando su fútbol en la racanería y en hacer lo mínimo. Algo impropio de una selección que tiene al mejor portero del Mundial y a uno de los mejores delanteros. Sin embargo, ambas dos se encontraban en el mismo lugar.

Mbappé volvió a asumir los galones de su equipo y encaraba, una y otra vez, desde la banda izquierda llevando todo el peligro de los suyos. La estrella gala, fiel seguidor de Pelé por quien rezó la jornada antes, quería emular a su ídolo consiguiendo su segundo Mundial consecutivo.

Tchouameni obligó a estirarse a Szczesny a los quince minutos evidenciando que los galos dominaban el encuentro ante una Polonia a la que solo le quedaba resistir las embestidas francesas. Si Szcesny no estuviera en la portería, el resultado no sería de empate a cero.

Las grandes actuaciones de Szczesny sostuvieron en la primera parte a Polonia

Las grandes actuaciones de Szczesny sostuvieron en la primera parte a PoloniaAFP

Los hombres de Michniewicz eran superados en todas las líneas por los bleus y perdían todos los balones a la mínima presión, como aquel niño que le entrega por miedo el balón al repetidor en el recreo. Los polacos veían a los franceses a la altura del mediocampo y les temblaban las piernas.

Sin embargo, dos fogonazos de Lewandowski bastaron para quitar el yugo de la presión hasta el momento de los suyos.

El arma de Francia era clara: explotar la velocidad de Mbappé. La estrella del PSG salía victorioso de todos los duelos por velocidad en la izquierda. Nadie podía seguirle el ritmo. Era como asistir a un pique entre un Fórmula 1 con un utilitario.

La ocasión más clara no fue para Mbappé, sino para Giroud que, inexplicablemente, erró una ocasión a puerta vacía que le sirvió Dembélé desde la derecha.

Polonia decidía ir hacia arriba y Lloris obró el milagro sobre el estadio Al Thumama cuando salvó a los suyos tras parar a bocajarro tres disparos en el área pequeña, dos de Zielinski y un de Lewandowski, pocos minutos antes del descanso.

Polonia avisaba a Francia que había dejado la racanería en la primera fase y que esta vez sí estaban dispuestos a combatir.

Pero una cosa es la intención y otra la realidad. Mbappé sirvió y Giroud anotó antes del descanso el primer gol del encuentro. El delantero francés erró la más clara y anotó un gol donde no necesitó ni mirar a la portería para anotar un gol con el que entra en la historia de Francia al convertirse en el delantero que más goles ha marcado con la elástica francesa, superando a una leyenda como Henry.

Giroud se convierte en el jugador que más goles ha marcado con la camiseta francesa

Giroud se convierte en el jugador que más goles ha marcado con la camiseta francesaAFP

La segunda parte comenzó con Francia queriendo cerrar el choque. Griezmann probó los reflejos de Szczesny con una falta desde la izquierda que despejó el meta polaco.

Pasaban los minutos y Polonia sobrevivía ante una Francia que desprendía un aroma aniquilador que poblaba el Al Thumama, pero que seguía sin cerrar el encuentro.

Hasta que apareció Mbappé en el minuto 75 cuando, de nuevo desde la izquierda, fusiló a pierna cambiada a Szczesny.

Mbappé le gana el duelo a Lewandowski

El segundo tanto sirvió para que Polonia evidenciara la rendición. Sin embargo, Mbappe, que tenía la última palabra, ahondó en la herida polaca haciendo el tercero en el descuento. Un gol que aupaba a lo más alto de la tabla de goleadores del Mundial con cinco tantos.

Polonia también quiso su premio y el gol del honor llegó de las botas de Lewandowski tras un penalti por mano de Upamecano. El polaco, tras fallar el primer intento, anotó la pena máxima a la segunda engañando a un Lloris que le había adivinado la intención minutos antes. Con esta forma, el delantero del Barça no se iba de vacío en su duelo con Mbappé, aunque el galo le había ganado la batalla

Los de Deschamps caminan con paso firme hacia los cuartos de final y hacia su principal objetivo: revalidar el récord de conseguir dos Mundiales consecutivos que sigue en poder de Brasil desde el año 1962. Brasil tenía a Pelé. Francia tiene Mbappé.

Comentarios
tracking