10 de agosto de 2022

Pere Aragonès y Salvador Illa en el Parlament de Cataluña

Pere Aragonès y Salvador Illa, en el Parlament de CataluñaDavid Zorrakino / Europa Press

El PSC vota en contra de una proposición de Vox para que se cumpla la ley y ondee la bandera española en los edificios públicos

Los socialistas dicen que su voto en contra no quiere decir que «estemos en contra de que se cumpla la ley», pero consideran que la propuesta de Vox busca la «confrontación»

El PSC ha votado en contra, junto con los independentistas y los comunes, a una propuesta de resolución de Vox que pedía que se cumpla la Ley que «regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas»; y, además, que se retire «de manera inmediata toda propaganda y simbología política exhibida en los edificios públicos de su titularidad». El diputado del PSC, Cristòfol Gimeno, ha justificado el voto contrario de los socialistas porque «detrás de la propuesta está la voluntad de confrontación», y también ha precisado que votar en contra «no quiere decir que estemos en contra de que se cumpla la ley».
Durante su intervención en la Comisión de Asuntos Institucionales, el portavoz parlamentario de Vox, Joan Garriga, ha lamentado que, en edificios públicos de la Generalitat, pero también de ayuntamientos no se «respeta la legalidad vigente», porque en muchas ocasiones «no ondea la enseña nacional, la catalana, y en ocasiones, la local». Y en cambio, ha destacado Garriga, en muchos de estos edificios hay «símbolos sectarios, partidistas y que no respetan la neutralidad que se debe exigir a las instituciones». El portavoz de Vox ha enumerado la presencia de lazos amarillos, pancartas «de apoyo a golpistas» y de banderas «alegales o ilegales», como es el caso de la ‘estelada’.
Y además de pedir que se respete la legalidad vigente, Garriga ha querido «homenajear» a las brigadas de limpieza, «a los quitalazos, héroes del procés que retiraron basura de nuestras calles, de nuestras farolas y de edificios públicos arriesgando su propia vida, haciendo el trabajo que tenían que hacer nuestras administraciones y asumiendo su responsabilidad de forma heroica».
Garriga ha dicho estar especialmente interesado en la posición del PSC. Y el diputado socialista, Cristòfol Gimeno, ha dejado claro que iban a votar en contra de la proposición de Vox, no porque estuvieran en contra de respetar la legalidad, «es evidente que se tiene que cumplir, pero añadía, «ya hay los mecanismos legales pertinentes para hacerla cumplir». Y, además, según Gimeno, «entendemos que detrás de esta propuesta hay una voluntad de confrontación, de diferenciar a la sociedad catalana, que ya tiene clara cuál es su posición». Gimeno, que se ha referido a esta cuestión como una «guerra de banderas», también ha dejado claro que al PSC «la bandera española en ningún caso nos molesta, nos representa», pero «no presentamos propuestas de resolución aquí en la comisión porque el Govern tiene que cumplir la ley, es evidente, y si no, ya hay mecanismos legales para que se cumpla».
Comentarios
tracking