El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un mitin del PSOE en Alicante.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un mitin del PSOE en Alicante.PSOE

Comunidad Valenciana  Sánchez presume ante Puig de los datos de empleo «mientras PP y Vox rabian»

El presidente del Gobierno asegura que su gestión ha provocado que en España haya «más paz social que en la mayor parte de países de la UE»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presumido en la tarde-noche del viernes de los datos de empleo que se dieron a conocer esta semana y que reflejaron un descenso del paro y un aumento de los afiliados a la Seguridad Social.

En la rueda de prensa conjunta con el presidente colombiano, Gustavo Petro, el jefe del Ejecutivo ya se felicitó por las cifras, aunque la solemnidad del acto y las advertencias de la Junta Electoral a la ministra portavoz le impidieron ser más explícito.

En cambio, sí lo ha hecho en Alicante, donde ha asegurado que el Partido Socialista está «demostrando» que gestiona «mejor la economía» que la derecha, afirmando que en su formación saben «generar riqueza y repartirla». «Podemos hacer las dos cosas a la vez», ha insistido.

En opinión de Sánchez, «cada mes hay un buen dato de empleo y un mal dato para la derecha», cuyos partidos se dedican a «proclamar un apocalipsis que nunca llega». Por ello, ha censurado que mientras «España avanza, el Partido Popular y Vox rabian».

Paz social

En la línea de sacar pecho por los datos económicos, ha advertido a los asistentes al acto de que ambas organizaciones dirán que los logros en la materia «son imposibles»: «Que no os engañen. Lo dicen lara justificar sus privatizaciones allá donde gobiernan», ha apostillado.

Para el presidente del Gobierno, la clave de lo que califica como triunfo «de los agentes sociales y de la política» radica en no «identificar las reformas con los recortes» y sí «hacer crecer el empleo con derechos». «Eso es dignidad y lo que hacen los socialistas cuando gobiernan. Eso y mucho más», ha gritado el secretario general del PSOE mientras el paraninfo de la Universidad de Alicante se ponía en pie para ovacionarle.

Asimismo, ha puesto en valor que España tenga «una de las inflaciones más bajas de Europa», aspecto que es fruto de la «gestión» de su Gabinete y no gracias a «telepredicadoras, curanderos ni falsos milagros».

Respecto al acuerdo entre la patronal y los sindicatos para subir los salarios en los próximos años, Sánchez lo ha calificado como «muy importante para nuestro país» porque permitirá cuando se ratifique «tener un horizonte en el camino frente a la escalada de precios provocada por la guerra en Ucrania».

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en un acto del PSOE en Alicante.

Pedro Sánchez y Ximo Puig, en un acto del PSOE en Alicante.PSOE

Para resaltar el pacto, se ha preguntado retóricamente «por qué en España hay más paz social que en la mayor parte de los países de la Unión Europea», a lo que él mismo ha respondido que es porque «se ha recuperado el diálogo social cuando otros lo tiraron a la basura».

De hecho, ha definido su mandato como el de la «legislatura de las reformas, los avances y el diálogo social». Aún así, el presidente del Gobierno ha reconocido que todavía «quedan muchos problemas por resolver, como la cesta de la compra o los niños y las niñas que sufren pobreza y desigualdad». Por tanto, ha dicho que nunca va a hablar «de que España va bien».

La desigualdad la ha enlazado el socialista con uno de sus temas fetiches en las últimas semanas, la vivienda. En esta ocasión no ha hecho ningún anuncio y se ha limitado a repasar la retahíla de promesas que hizo de manera sucesiva a la hora de construir miles de viviendas. La única novedad es que ha apuntado que hacerlas en cuatro años «es imposible», por lo que ha previsto que estén habitables «en una década».

Comentarios
tracking