Vista aérea de Valencia

Vista aérea de Valencia, con la Ciudad de las Artes y las Ciencias en primer planoUniversidad de Valencia

 Siete de cada diez viviendas en la Comunidad Valenciana ya se compran a tocateja pese al alza de los precios

Una casa en la región cuesta hoy un 12,5 % más que hace cinco años, pero el 70,2 % de las operaciones inmobiliarias se realizan sin la contratación de una hipoteca

El año pasado fue un año en el que las operaciones de compraventa de pisos experimentaron un notable retroceso después de un 2022 de récord tras dejar atrás la pandemia y sus efectos en la economía. Los precios en el mercado inmobiliario han aumentado un 9,6 % desde 2019 en lo que a inmuebles libres, tanto nuevos como usados, se refiere, según datos del Gobierno central a través de los ministerios de Transportes y de Vivienda y la empresa especializada en tasación y valoración sector español Euroval,

Este dato tiene mayor impacto en la Comunidad Valenciana, donde el incremento es aún mayor, situándose en el 12,5 % en los últimos cinco años. A falta de datos del cierre del ejercicio correspondiente a 2023, la firma de hipotecas en la región sufrió una caída del 11,4 % en el primer semestre en términos interanuales, tal como señala un estudio realizado por el portal Idealista. Aún así, los responsables de éste aseguran que se trata de cifras «muy positivas», ya que la tendencia previa era excelente.

De cara al corto plazo, consideran que de cara a la segunda mitad de este mismo año los precios se irán «moderando», dado que prevén que las solicitudes de hipotecas prevén que se vayan «impulsando», con una marcada intensidad en la provincia de Castellón, donde la demanda de este tipo de productos es «especialmente alta».

Segunda región en compra de casas

Una relajación del coste por adquirir una nueva casa sería una noticia a celebrar por buena parte de los valencianos cuyos planes pasen por convertirse en propietarios o en comprar otro inmueble. Sin embargo, hay otro dato que llama la atención, como es que casi tres de cada cuatro operaciones de compraventa que se realizan en la comunidad se llevan a cabo sin necesidad de contratar hipoteca alguna. Dicho con otras palabras, que la inmensa mayoría de viviendas que se compran se abonan, como se dice comúnmente, a tocateja.

Tal como se desprende de la Estadística Notarial del Consejo General del Notariado, la región se sitúa a la cabeza en este tipo de pago. En concreto, el 70,2 % de los valencianos que formalizan transacciones inmobiliarias lo hacen sin pasar previamente por el banco y calcular la cuota mensual y sin hacer lo propio con una siempre temida subida del euríbor o de los tipos de interés. En datos absolutos, de las 104.831 operaciones tramitadas en 2023, solo 31.289 requirieron la firma de una hipoteca o, lo que es lo mismo, 73.542 se firmaron y pagaron obviando cualquier crédito.

El liderazgo territorial valenciano en este sentido es más que destacado y sólido. Tras ella, está la Región de Murcia, con un 67,2 % de transferencias al momento, es decir, tres puntos menos, y Castilla-La Mancha (65,7 %). Por encima del 60 %, también se encuentran Castilla y León, Asturias, Canarias, Cantabria y Galicia. A nivel nacional, la diferencia es aún mayor: el citado 70,2 % frente al 56,2 %. Asimismo, la importancia del sector de la vivienda en la comunidad no se reduce a este llamativo dato, puesto que es la segunda autonomía de España en venta de viviendas, tan solo superada por Andalucía (104.830 por 126.430).

Comentarios
tracking