Tollos

Imagen de Tollos, en AlicanteAyuntamiento de Tollos

Así es Tollos, el pueblo con menos habitantes de la provincia de Alicante

Con menos de 40 vecinos, esta pequeña localidad es ideal para aquellos que buscan desconectar del estrés de la ciudad

Tollos es una población situada en la comarca del Condado de Cocentaina, al norte de la provincia de Alicante. El pequeño pueblo de montaña encabeza desde hace años el ranking de municipios con menor número de habitantes. En concreto, según confirman desde su Ayuntamiento, a fecha 1 de enero de 2024, Tollos contaba con un total de 38 habitantes, dos menos que en 2023. Del total, 25 son hombres y 13, mujeres, con una mayoría de ciudadanos con edades entre los 70 y 74 años.

Este lugar, prácticamente despoblado, ha sabido aprovechar su escasez de habitantes para hacer de ello una fortaleza y es que precisamente Tollos se ofrece como un lugar en el que desconectar del ruido y estrés de la ciudad para aquellos que buscan conectar consigo mismos.

Este pueblo encabeza la denominada Ruta 99 en la provincia de Alicante. Esta lista está compuesta por los municipios de la Comunidad Valenciana que cuentan con menos de 100 habitantes y busca que sean conocidos para dinamizarlos y que no queden en el olvido.

Un lugar para desconectar

El gran atractivo de Tollos es su entorno natural, en concreto cuenta con dos rutas senderistas principales, pensadas para montañistas algo experimentados. La primera es circular: Tollos-Barranco de Malafí-Sierra de Alfaro. Con un desnivel de 875 metros, es de dificultad moderada y el tiempo aproximado para completar sus cerca de 20 kilómetros es de cinco horas.

La segunda ruta, también circular, abarca Benimasot-Barranco de Malafí-Castell de Castells-Benimasot. Está destinada a los más experimentados, con un desnivel de 1.162 metros y 35 kilómetros de recorrido. La duración de la senda se estima en algo más de 11 horas, por lo que su dificultad técnica es bastante elevada.

Iglesia de Tollos

Iglesia de TollosAyuntamiento de Tollos

Para aquellos que busquen un plan más tranquilo, pueden adentrarse en la población, donde podrán observar sus centenarias construcciones, destacando el Castillo de Tollos.

Esta fortaleza en la actualidad alberga la iglesia parroquial, dedicada a San Antonio Abad, que, a pesar de encontrarse reformada, ha llegado a nuestros días lo que hoy es el campanario. La torre está construida en fábrica de mampostería y es de base cuadrada, con una altura de aproximadamente tres pisos. Está formada por ventanales en las plantas, acabados en arcos de medio punto.

Por otro lado, la llamada «fuente vieja» es otro de los lugares de interés de Tollos, que suministra agua al pueblo desde hace cientos de años. En esta zona hay merenderos y barbacoas para pasar el día en familia.

Montaña de Tollos

Montaña de TollosAyuntamiento de Tollos

Si se prefiere comer en un restaurante, también existe la posibilidad de visitar el único que hay, llamado Arrabal Bar, con servicio de jueves a domingo, donde se podrán degustar los platos típicos de la zona como la olleta o el mincho.

Además, si después de un largo día de senderismo y de visita por el pueblo se quiere hacer noche, también está la posibilidad de alojarse en la casa rural del pueblo o en alguna de las poblaciones de alrededor.

Con esta gran oferta, poblaciones como Tollos pueden representar una escapada perfecta para desconectar de la rutina.

Comentarios
tracking