Jácome toma posesión de la Alcaldía en su segundo mandato.

Jácome toma posesión de la Alcaldía en su segundo mandato.Ayuntamiento de Orense

El PSOE impulsa una moción de censura para sacar a Jácome de la alcaldía de Orense «en bancarrota»

El PP y el BNG no tienen ninguna propuesta en firme pero no cierran puertas

EL PSOE de Orense ha pedido «consenso» a los otros grupos de la oposición, Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y Partido Popular; con el objetivo de, a través de una posible moción de censura, «dar un golpe de timón» y «cambiar el rumbo» de la ciudad y del Ayuntamiento que, alertan, está «en una auténtica bancarrota económica».

Una petición que llega un año después de las elecciones municipales y cuya fecha ha aprovechado la formación para hacer balance de este primer año de mandato. Un año en el que, según los socialista, «el Orense ideal de Pérez Jácome se convirtió en una pesadilla para la ciudad; fue el año del desmantelamiento de los servicios sociales y de igualdad».

La portavoz del grupo, Natalia González, ha subrayado que las concesiones municipales «siguen en la más absoluta precarización» y ha apuntado que el ayuntamiento «se convirtió también en la oficina de colocación» de Democracia Orensana, el partido de Gobierno que lidera el regidor Gonzalo Pérez Jácome. La portavoz socialista añadió: «No sólo de asesores, sino también de altos cargos» y recordó que el consistorio sigue «sin presupuestos, sin Plan General de Ordenación Municipal y sin RPT».

En esta sentido, el PSOE ha pedido «fomentar la cultura del consenso» y poner a «Orense por delante». Aunque Natalia González, sin hacer mención de una posible moción de censura, ha dicho que: «No podemos perder el tiempo en ecuaciones y hay que darle una solución a la ciudad» y ha sugerido que sería «difícil llegar a un consenso» con el PP y el BNG para lograr un cambio de gobierno para «lograr un cambio de gobierno»

En este sentido, el PSOE ha pedido «fomentar la cultura del consenso» y poner «Ourense por delante». Aunque Natalia González no ha hecho mención a una posible moción de censura, ha sugerido que no sería «difícil llegar a un consenso» con PP y BNG para lograr un cambio de gobierno que impida «perder tres años otra vez con paripés»

La portavoz socialista cree que es el momento de «ser valientes» y ha pedido «un acto de generosidad» para que «gane Orense», sin poner «líneas rojas». En el caso del PP, les ha instado a «ir más allá y, si quiere consenso, debe abandonar el pacto» de gobierno en Diputación y Ayuntamiento.

«Somos todos mayores para entender el mensaje», ha dicho la portavoz, antes de garantizar que la formación local tiene autonomía de Santiago de Compostela para «manifestar lo que manifiesta» y pedir al PP y al BNG «que se posicionen». «Tenemos la oportunidad de demostrar que la política puede servir para cambiar las cosas», ha zanjado.

Reacciones de los grupos de oposición

Las reacciones del resto de grupos de la oposición no se han hecho esperar y tanto el PP como el BNG coinciden en que no tienen ninguna propuesta en firme para una posible moción de censura, pero no le han cerrado las puertas.

Por parte del BNG su portavoz, Luis Seara, afirma que «lo que tendrá que hacer el PSOE es convencer al PP de que rompa el acuerdo que firmó antes de la investidura de Gonzalo Pérez Jácome. A partir de ahí, si son capaces de convencer al PP, entramos en otro escenario y valoraremos».

Por su parte, los populares manifestaron que «nadie se puso en contacto con nosotros sobre este aspecto, de hecho la noticia nos ha pillado por sorpresa y se anuncia curiosamente el día en que se cumple un año a las elecciones municipales, pero en plena campaña electoral». La portavoz de la formación, Sonia Ogando, señaló que su partido «está donde estuvo siempre, con los vecinos» y que mantienen el objetivo que ya tenían «que la ciudad avance lo máximo posible», por lo tanto afirmó «estamos dispuestos a hablar con todo el mundo».

Ogando ha asegurado que «si se propone una alternativa real y sólida que mejore el ayuntamiento y la gestión de la ciudad, y que por supuesto beneficie a los vecinos, nos sentaremos a hablar con todo el mundo porque el PP no tiene líneas rojas ni personas o formaciones con las que no se sentase a hablar». La portavoz del PP ha concluido afirmando que: «Estamos dispuestos a hablar y escuchar a todo el mundo, igual que entendemos que todo el mundo debería estar dispuesto a hacerlo con nosotros, por eso si se ponen en contacto con el PP, con una propuesta formal, actuaremos como corresponde mediante el diálogo».

Comentarios
tracking