Concha Moyano, Darío Reina, Pablo Vioque y Enrique Garrido

Concha Moyano, Darío Reina, Pablo Vioque y Enrique GarridoJesús D. Caparrós

El reto de ser cristiano y demostrarlo en el mundo de hoy

Representantes de varios movimientos eclesiales ofrecen su testimonio en las Jornadas Católicos y Vida Pública

El último acto de las XIII Jornadas Católicos y Vida Pública que la sección de Córdoba de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) ha celebrado estos dos últimos días en el centro cultural 'José Luis García Palacios' de la Fundación Caja Rural del Sur se ha clausurado con una mesa en la que se han ofrecido testimonios desde diferentes realidades eclesiales titulada 'Cristianos a tu lado'.
En la misma, moderada por la directora de Marketing de Covap, Concha Moyano, han participado el delegado diocesano de Familia y Vida, Darío Reina; el delegado diocesano de Educación, Pablo Vioque, y el responsable del Camino de Emaús, Enrique Garrido, quienes han explicado desde sus respectivas perspectivas cómo se afronta el testimonio del cristiano en la sociedad actual.
Así, a la pregunta de cómo actuar y tener presencia en la vida pública ha respondido Darío Reina de forma escueta: «Estando presente». En su opinión, esta actitud no es tan fácil, ya que «es cómodo no señalarse, no hacer ruido, pero tenemos en mandato de ir al mundo y predicar el evangelio».
Pablo Vioque defendió la autenticidad de cada uno, sin desdoblarse en sus esferas pública y privada, porque «no puedo ser otra cosa que lo que soy». En la misma línea se ha manifestado Enrique Garrido, para quien «el cristiano debe reivindicarse» y «esa presencia activa debe manifestarse cada día».
Frente a esta actitud, algunos sectores de la sociedad buscan arrinconar el testimonio cristiano como el argumento de que la fe hay que vivirla en la intimidad. A esta propuesta de la moderadora, Reina ha defendido que «es bueno que los cristianos lo expresemos», porque «la clave está en que se note, que si yo soy diferente que esa diferencia se sepa». Además, Vioque ha añadido a este argumento que «cuando te muestras como eres, Dios actúa».

Compromiso y humildad

Garrido ha explicado su experiencia en el Camino de Emaús, y lo que ha supuesto en su manera de ser: «He notado un cambio brutal en la manera de aceptar mi vida, de saber que Dios está a mi lado». Aunque, claro, «trasladarlo a la vida pública no es fácil, ya que requiere mucho compromiso y también mucha humildad».
Los tres intervinientes en esta mesa han coincidido en que la fe no se puede vivir en soledad. La presencia de una comunidad es fundamental en los momentos difíciles. «No entendemos avanzar en la fe sin la comunidad», ha explicado el responsable del Camino de Emaús, mientras que el delegado diocesano de Educación ha remarcado que «la fe no se puede vivir sola, tiene que ser en comunidad», algo en lo que ha insistido el delegado de Familia y Vida, para quien «la comunidad no es un sitio donde nos escondemos».
El último punto que Concha Moyano ha puesto sobre la mesa es el de que si creen que los nuevos movimientos eclesiales hacen que el mensaje evangélico cale en la sociedad. A esto, Garrido ha respondido que estos movimientos «son vías de entrada» porque «hoy la evangelización va por otros caminos».

Una llamada a la esperanza

La afirmación realizada en la sesión del miércoles por María San Gil de que ella veía «brotes verdes» en estos nuevos movimientos de la Iglesia frente a una sociedad cada vez más secularizada ha sido el argumento con el que se han clausurado estas XIII Jornadas Católicos y Vida Pública de la ACdP. La directora de estas jornadas, Marifé de Paz, ha invitado a los asistentes a elegir entre «una verdad incómoda o una mentira cómoda» y que para ello en estos días «se han dado unas claves para seguir luchando por la verdad, la vida y la persona humana».
​Por parte de la sección de Córdoba de la ACdP han intervenido en la clausura su secretario, Antonio Muñoz, y su consiliario, Fernando Cruz Conde, quien ha reconocido que tras los últimos pontificados se han generado estos «brotes verdes» que «nos han demostrado hoy que son comunidades nuevas, fundamentalmente laicales, que no se quedan encerrados y evangelizan».
Comentarios

Más de Córdoba - Actualidad

tracking