Antonio Hurtado, con la bandera LGTB en el salón de Plenos

Antonio Hurtado, con la bandera LGTB en el salón de PlenosJC

El PSOE instrumentaliza al colectivo LGTB para forzar un enfrentamiento con Vox

Antonio Hurtado exhibe una bandera arco iris en su escaño durante la celebración del Pleno

La celebración a final de junio del denominado Día del Orgullo fuerza a todas las instituciones a la aprobación de manifiestos en favor del colectivo LGTB. En el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba la negativa del grupo municipal de Vox ha frustrado las intenciones del resto de formaciones, aunque el PSOE ha tomado la iniciativa por su cuenta y su portavoz, Antonio Hurtado, ha colocado la bandera arco iris en su escaño, haciéndose con la representación del colectivo.

Este hecho ha motivado a la portavoz de Vox, Paula Badanelli, pidiera la palabra como cuestión de orden para afirmar que «no deben exhibirse banderas no oficiales» en el salón de Plenos, ya que se abre «una puerta peligrosa para que este salón de Plenos se convierta en lo que no debe».

Badanelli ha dejado claro que «cada uno es libre de llevar lo que quiera», en alusión a la corbata con los colores arco iris del concejal de Hacemos Córdoba José Carlos Ruiz, contra lo que no ha objetado nada la edil de Vox, quien ha señalado directamente al alcalde, José María Bellido, al afirmar que «me sorprende que usted lo haya permitido».

«La mayoría social»

Hurtado ha señalado que la retiraría si se lo pide el alcalde y así lo ha hecho para ponérsela alrededor del cuello. El portavoz socialista ha justificado la colocación en su escaño en que «representamos la mayoría social» que respaldaba el manifiesto salvo Vox.

Este concejal ha insistido en la idea de la representatividad al criticar que «un partido, que no voy a calificar porque sería con palabras muy gruesas, imponga su veto sobre lo es una mayoría social».

Por último, Hurtado ha reconocido que la presencia de la bandera tenía algo de provocación, porque «sabía que a ellos les pica», aunque ha distinguido en el comportamiento público y privado de Vox porque «por detrás son distintos, porque tienen homosexuales en su casa y en sus hogares», razón por la que «hay que plantarles cara».

Comentarios
tracking