El SEPRONA de la Guardia Civil de Córdoba investiga a seis personas por la comercialización y siembra fraudulenta de semilla

El SEPRONA de la Guardia Civil de Córdoba investiga a seis personas por la comercialización y siembra fraudulenta de semillaGuardia Civil de Córdoba

Seis investigados por la comercialización y siembra fraudulenta de semilla en Córdoba

Ponían a la venta en establecimiento no autorizados semillas de distintas variedades vegetales protegidas

El Equipo de Protección de la Naturaleza (EPRONA) de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, ha procedido a la investigación de seis personas por la comisión de un delito contra la propiedad industrial.

La investigación se inició tras tener conocimiento la Guardia Civil a través de una denuncia presentada ante el EPRONA, donde se ponía en conocimiento la venta, en establecimiento no autorizado para el comercio de semilla, de distintas variedades vegetales protegidas: avena y cebada de distintas variedades, con destino a siembra sin la autorización del obtentor de estas variedades.

Ante esta denuncia, el EPRONA de la Comandancia de Córdoba, llevó a cabo distintas inspecciones en las instalaciones de la entidad denunciada. Fruto de estas, se obtuvo la trazabilidad de los granos de cereal de las variedades que fueron objeto de denuncia, procediendo además a comprobar las ventas de distintos productos vegetales que se encontraban almacenados en el momento de la actuación, realizando igualmente toma de muestras de los que hubo sospecha en cuanto a que de igual manera se podrían estar vendiendo para siembra de forma irregular.

Del análisis de la documentación de trazabilidad de los granos objeto de investigación, se pudo comprobar que, habiendo sido adquiridos en origen a empresas autorizadas para la venta de productos con destino a la alimentación animal, ciertas partidas se estaban facturando y desviando para siembra, como semilla.

La investigación no solo se ha centrado en el establecimiento objeto de denuncia, sino también se ha identificado a los compradores finales de estas variedades que la han destinado a siembra, en su mayoría con el objeto final de hacer pacas de heno para alimentación animal. Muchos de ellos son titulares de explotaciones ganaderas.

La irregularidad puesta de manifestó viene determinada por la comercialización, con destino final a siembra, de unos granos de cereal que, en principio, se adquieren legalmente para alimentación animal.

Dicha venta fraudulenta de una variedad vegetal protegida que acaba siendo destinada a siembra, cuando se compra como alimentación animal, conlleva que el obtentor de la variedad no reciba la cantidad económica que le corresponde en tanto «titular de una propiedad industrial».

Por todo ello, el EPRONA ha procedido a la investigación de seis personas como presuntas autoras de supuestos delito contra la propiedad industrial derivado de la comercialización y siembra irregular de grano de cereal.

Comentarios
tracking