Entrevista a José Luis Martínez-Almeida

José Luis Martínez-Almeida, durante la entrevista con El DebateThorun Piñeiro

Entrevista

Almeida: «Sánchez, siendo madrileño, ha sido el menos madrileño de todos los presidentes del Gobierno»

El alcalde de Madrid abre las puertas del consistorio a El Debate a mes y medio de las elecciones municipales y autonómicas

José Luis Martínez-Almeida recibe a El Debate en el Palacio de Cibeles, en una sala contigua a su despacho, desde donde se divisa la diosa Cibeles. Uno de los peajes que paga con gusto el alcalde capitalino, fiel seguidor del Atlético de Madrid. El fin de la legislatura se divisa en el horizonte de esas espectaculares vistas desde la cuarta planta de la sede del Ayuntamiento. Almeida se remanga para la entrevista y responde sereno a todas las cuestiones planteadas sin eludir ningún tema, con el aplomo del que sabe que es el rival a batir.

–Culmina su primera legislatura, una legislatura intensa. ¿En algún momento se vio fuera?

–Lo que en algún momento me vi fue en una situación francamente complicada. Fuera no, porque tampoco creo que hubiéramos hecho merecimientos para no acabar la legislatura, pero es cierto que esta legislatura ha tenido momentos políticos muy muy complicados, tanto desde el punto de vista de lo que sucedió con el Partido Popular como desde el punto de vista de lo que sucedió con el tema de las mascarillas. Un año después todo lo que dijimos se ha demostrado que era absolutamente cierto, pero creo que en política de todo se aprende y, por tanto, también de los momentos complicados.

Uno cuando es alcalde de Madrid sabe que esto no es un balneario durante cuatro años, sino que va a tener que afrontar momentos buenos, momentos menos buenos y momentos directamente malos. Y en esa mentalidad lo que hay que afrontar en los momentos malos es siempre dando la cara, siempre diciendo la verdad.

–¿Temió por su candidatura en algún momento?

–No, la verdad es que en ese sentido siempre tuve el apoyo tanto del presidente nacional, Alberto Núñez Feijóo, como de la presidenta de la Comunidad de Madrid y del partido en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que siempre en esa línea me dieron un mensaje de tranquilidad. Me dijeron que confiaban en mí.

El presidente del Gobierno ha sido incapaz de recibirme en cuatro años y de contestarme una sola carta

-Mayoría absoluta: ¿Un sueño o algo factible?

–Lo que es factible es que tengamos un gobierno sólido, fuerte, estable y con una amplia mayoría. Creo que de los últimos años en la política española -y particularmente en aquí en Madrid- los ciudadanos saben que gobiernos sólidos y fuertes son gobiernos que pueden tomar mejores decisiones, que pueden afrontar mejores proyectos para una ciudad como Madrid. La fragmentación multipartidista que hemos tenido en los últimos años en España no ha conducido nada más que a la inestabilidad.

-¿Cuál es la medida que no ha podido aprobar en esta legislatura y le hubiera gustado?

–La pandemia marcó la legislatura. Desde ese punto de vista, la verdad es que hay decisiones que al final se han ido retrasando o que no se han podido ejecutar por determinadas razones. Siempre se habla, en este caso, del soterramiento de la A5, que era un compromiso electoral que nosotros, por cierto, mantenemos en el marco de la Operación Campamento y que espero y confío en que se pueda llevar a cabo.

Nunca me vi fuera, pero sí viví una situación complicada

–¿Y de la que se siente más orgulloso?

–Me siento más orgulloso de haber sido un madrileño más durante la pandemia. Alguien podrá decir que alcalde no es un madrileño más. Sí que lo fui, porque lo importante no era tanto el sitio en el que estabas, como cumplir con la responsabilidad que teníamos en aquel momento. Creo que todos los madrileños, en general, cumplimos con la responsabilidad, ya fuera los sanitarios en los hospitales, los conductores de la EMT, el alcalde o la gente que se quedó en sus casas, que también cumplió con su responsabilidad .

–Álvarez del Manzano estuvo tres legislaturas, Gallardón dos, usted aspira a la segunda. ¿Se pone un límite de mandatos?

–El límite lo deben poner los madrileños, pero es cierto que he dicho alguna vez que para mí dos mandatos son suficientes para desarrollar una serie de proyectos

El alcalde de Madrid durante un momento de la entrevista con El Debate

El alcalde de Madrid durante un momento de la entrevista con El DebateThorun Piñeiro

–¿Y después de los dos mandatos?

–Esa reflexión se hará cuando llegue el momento.

–Se ha dado varios baños de masas estos días en Semana Santa, ¿Cree que Pedro Sánchez podría hacer lo mismo?

–Difícilmente. Los madrileños saben el trato que nos ha dispensado Pedro Sánchez desde el Palacio de la Moncloa y, por tanto, los madrileños están en el ejercicio legítimo de su derecho de protesta frente a una persona que ha sido incapaz de responder a una sola carta que el alcalde le la ha enviado en estos cuatro años, que ha sido incapaz de recibir al alcalde de Madrid, como le solicité en todos estos años, que ha señalado reiteradamente a la ciudad de Madrid y a la Comunidad de Madrid y que nos ha discriminado de forma grave respecto a otros territorios.

El caos diario que se vive Cercanías no estaría pasando en Cataluña porque Pedro Sánchez ya lo hubiera solucionado. Sánchez nos ha castigado por ser leales al modelo constitucional y ha primado a todos aquellos que fueron desleales y dieron un golpe a la democracia. Sánchez debería saber que siendo madrileño, ha sido el menos madrileño de todos los presidentes del Gobierno.

No puedo entender que en el momento de mayor eclosión de Madrid, Vox haya decidido bajarse del carro e ir en dirección contraria

–Cómo ha cambiado su partido de un año a esta parte. ¿Cree que el cargo de portavoz del PP le perjudicó más que le benefició?

Cuando uno juega en equipo y tu presidente nacional te pide que des un paso adelante, y más en aquella situación en la que todavía estábamos en la segunda ola de la pandemia y viviendo una situación muy crítica, creo que había que dar ese paso adelante. Y si el presidente creía que yo podía representar los valores del Partido Popular y transmitírselo a la sociedad, creo que si se juega en equipo uno tiene que estar ahí.

En segundo lugar, ¿Perjudicar? Eso es algo que tendrán que valorar fundamentalmente los ciudadanos con su voto. Pero como dije antes, respecto a los malos momentos, uno tiene que extraer consecuencias y lecciones. Y la consecuencia que yo he extraído es que soy muy feliz como alcalde de Madrid.

–Habló de la presidenta de la Comunidad de Madrid y de usted como el mejor ticket electoral de España. ¿Estuvo en riesgo de romperse esa buena relación entre ustedes con todo lo que ocurrió?

–Es cierto que no fue una situación fácil, porque fue una situación francamente complicada. Todo lo que sucede en el Partido Popular a nadie se le escapa que además tuvo su epicentro aquí en Madrid y, por tanto, desde ese punto de vista lo que siempre primó entre la presidenta y yo desde el año 2019, cuando fuimos designados candidatos y nadie prácticamente creía en nosotros, fue siempre hacer un trabajo perfecto en equipo, al margen de la situación tan difícil que se estuvo viviendo.

Entre Ayuso y yo siempre primó el trabajo en equipo, al margen de todo lo que se estaba viviendo

–¿Por qué el PP ha renunciado a dar la batalla de las ideas contra la ingeniería social izquierdistas en temas tan importantes como el aborto, la eutanasia o la ley trans?

–No estoy de acuerdo en que se haya renunciado a la batalla de las ideas. Creo que Núñez Feijóo ha dejado muy claro que las leyes de ingeniería social de este gobierno va a revocarlas o a modificarlas en lo sustancial. Lo dijo respecto tanto de la ley trans, de la ley del aborto o también respecto de determinadas otras normativas como la Ley de Memoria Democrática.

Creo que es perfectamente compatible querer unir a una inmensa mayoría de españoles en torno a un proyecto común bajo el marco constitucional. Aun siendo diferentes, podemos convivir, como también plantear que hay una batalla de las ideas y que esa batalla de las ideas se tiene que trasladar a derogar y modificar los aspectos más dañinos, sin lugar a dudas, de la legislación que ha aprobado este Gobierno.

–¿Qué le parece que Ayuso verbalizara que Vox y PP siguieran su camino cada uno por su lado en Madrid? ¿Usted es partidario de que también pase eso en Sol?

–A nadie debería escandalizar que dos partidos pudiéramos seguir dos caminos diferentes, como dijo la presidenta. Lo que yo no puedo entender es que, en el momento de mayor eclosión de Madrid, Vox haya decidido bajarse del carro y tirar en dirección contraria. Es decir, no hemos sido nosotros los que nos apartamos de Vox. En mi opinión, es Vox el que se aparta del interés general de los madrileños y ha decidido que su camino coincide con el de la izquierda en la ciudad y en la Comunidad de Madrid al obstaculizar proyectos importantísimos.

El alcalde de Madrid junto a David Vicente Casado, redactor jefe de Madrid de El Debate

El alcalde de Madrid junto a David Vicente Casado, redactor jefe de Madrid de El DebateThorun Piñeiro

–Si los números no le dan la mayoría necesaria para gobernar en solitario, ¿a quién prefiere de compañero de viaje, a Vox o a Ciudadanos?

–Preferiría, desde luego, que los madrileños me dieran la mayoría más amplia posible para poder gobernar. Pero si algo he demostrado también en esta legislatura es que soy capaz de llegar a acuerdos con diferentes fuerzas políticas. Incluso desde Vox se me acusa también que he llegado a fuerza a determinados acuerdos con la izquierda, lo cual es cierto, yo no lo puedo negar. Pero yo también digo que examinemos cuáles son esos acuerdos.

Los Presupuestos son muy importantes en la ciudad de Madrid y, por tanto, hay un momento también en que yo creo que el común de los ciudadanos dice que, de vez en cuando, no está mal que los partidos políticos que piensan diferente entre ellos sean capaces de poder llegar a acuerdos.

–Hablemos de otra relación, la de usted con la señora Villacís. ¿Le hubiera gustado incorporarla a su lista?

–No es una cuestión de gustos personales. Aquí cada uno tiene que tomar sus propias decisiones. Begoña Villacís decidió ser cabeza de lista de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid y, salvo en las próximas elecciones, le deseo la mejor de las suertes.

–¿Arrimadas va a acabar en el PP?

–Eso lo desconozco absolutamente. Estoy centrado en el Ayuntamiento de Madrid. No tengo elementos de juicio para poder decir que acabará en el PP, la verdad.

Comentarios
tracking