Raquel Tejero
Crónica de Raquel Tejero

Las manifestaciones de Madrid impulsan la resistencia contra las intenciones rupturistas de Sánchez

Con la de este domingo, ya van cuatro protestas en las que los madrileños, y el resto de españoles que se han trasladado hasta la capital, han demostrado su rechazo a las políticas del Gobierno central

Madrid Actualizada 07:01

Miles de simpatizantes asisten al acto organizado por el Partido Popular

Miles de simpatizantes asisten al acto organizado por el Partido PopularEFE

Madrid se ha convertido en el centro de las protestas contra las cesiones de Pedro Sánchez a los partidos separatistas. Lo ha hecho por varios motivos. El primero es, lógicamente, su categoría de capital del país y, por ello, el centro de la mayoría de las acciones políticas. Sin embargo, y como apoyo fundamental, resalta el impulso de los líderes madrileños, tanto el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, como la del alcalde, José Luis Martínez Almeida.
La de este domingo es la cuarta protesta promovida por el Partido Popular contra la amnistía. La primera fue el pasado 24 de septiembre en la plaza de Felipe II en Madrid, a la que asistieron unas 60.000 personas, según el partido.
España desarma la amnistía de Sánchez: «Ha quebrado la Constitución»

España desarma la amnistía de Sánchez: «Ha quebrado la Constitución»

La segunda cita tuvo lugar el 12 de noviembre y, a pesar de que la movilización se extendió a muchos territorios de España, Madrid destacó por número y presencia de líderes. En la capital se celebró en la Puerta del Sol y se extendió a las calles colindantes llegando a reunir a medio millón de personas.
Hace apenas dos semanas, Feijóo y cargos del partido asistieron en la plaza de Cibeles de Madrid a la concentración que había sido promovida por un centenar de asociaciones de la sociedad civil, a la que también acudió el presidente de Vox, Santiago Abascal. Los organizadores cifraron en casi un millón.
La última, la que tuvo lugar en el Templo de Debod contó con una asistencia menor rondando los 15.000 asistentes pero consiguió llenar el emplazamiento tiñendo de nuevo las calles de Madrid con banderas de España y Europa.
Durante la misma, Ayuso lo dejó claro: «No hay derecho a que los regionalismos periféricos nos digan que Madrid es excluyente. Mentira. Madrid es España». Es precisamente este mensaje el que ha permitido que, desde la capital, se impulsase de manera recurrente la resistencia a la apisonadora de las intenciones de Sánchez. Madrid es ya, un símbolo contra las políticas del Ejecutivo.
De manera similar se pronunció el alcalde que subrayó que «la Constitución nos ampara a todos, nos protege a todos, la Constitución es lo mejor que hemos hecho los españoles en nuestra historia reciente y por eso hay que defenderla aquí, en Madrid».
A pesar de la desmovilización característica de la derecha española, los pasos agigantados de Sánchez para pagar las cuentas del independentismo han conseguido una protesta continua en las calles de Madrid. Además de las organizadas frente a la sede socialista situada en la calle Ferraz, son muchos los españoles que no han dudado en trasladarse hasta la capital para protestar contra la ley de amnistía.
Por el momento, se desconoce si se celebrará una nueva manifestación antes de que acabe el año. Aunque esto no sucediese, tanto Ayuso como Almeida tienen como intención mantener vivo el ambiente de protesta para que los españoles no olviden lo que continuó fraguándose el pasado fin de semana en Ginebra y que supone la rendición total del Gobierno a las exigencias de los partidos cuyo objetivo es resquebrajar España.
Comentarios
tracking