Fundado en 1910

23 de julio de 2024

Muted Wavescape

Muted WavescapeNourathar

Luz, vídeo y arte: la exposición 'Hypnosofía' explora el desencanto con la tecnología actual

La nueva muestra de la artista Marta Rupérez y Cae Botto propone el silencio como alternativa a «la cacofonía tecnológica que nos rodea y nos impide pensar»

El estudio Nourathar presenta Hypnosofía, una exposición donde el arte y lo técnico se conjugan para mostrar una nueva visión sobre la tecnología. Este proyecto consiste en la mezcla de lo digital y lo analógico en una muestra que, según Marta Rupérez, una de las creadoras de la exposición junto a su compañero Cae Botto, pretende conseguir que «la combinación de ambos elementos trate de que la luz se expanda y parezca que va más allá de las pantallas».

Cropcast_4331

Cropcast_4331Nourathar

Según sus propulsores, hay un desencanto con la relación actual entre la tecnología y el hombre, «una tecnología que se nos prometió como la liberación del ser humano, pero que ahora se ha convertido en una simplificación de la realidad». Por eso, desde Nourathar Art & Technology Studio proponen una nueva perspectiva para entender los dispositivos electrónicos: abogan por una relación silenciosa como alternativa a la cacofonía tecnológica que nos rodea y nos impide pensar.

La tecnología se nos prometió como la liberación del ser humano, pero ahora se ha convertido en una simplificación de la realidadMarta Rupérez

Ambos artistas trabajan desde 2013 en el estudio audiovisual Nourathar, un laboratorio de creación artístico-tecnológico. Sus trabajos combinan elementos de investigación sobre el sonido, desarrollo de software para crear entornos interactivos y el estudio de la naturaleza subjetiva de la realidad. Marta Rupérez estudió Historia del Arte y Caen Botto es musicoterapeuta: ambos complementan sus habilidades para recrear estos proyectos y entornos interactivos desde hace 10 años.

Coxetour1

Coxetour1Nourathar

Los pequeños dispositivos –«hypnodispositivos», como los llama su creadora– están hechos partir de radios y televisores antiguos o de cajas diseñadas para la misma exposición donde se trabaja con la luz. Con el uso de elementos físicos y virtuales, los artistas logran que esa luz contenida se expanda fuera de los límites de la pantalla.

«Esta muestra surge del desencanto de los vínculos con la tecnología», explica a El Debate Rupérez, quien ve otras posibilidades en ella: lo que pudo haber sido si le hubieran dado otras posibilidades. Una muestra que invita a la reflexión e interiorizar para alejarse del continuo ruido blanco con el que convivimos todos los días.

{"type":"Instagram","url":"https://www.instagram.com/p/CnFNjTnjqY6/?hl=es"}

Una de sus grandes inspiraciones a la hora de elaborar este proyecto han sido todos los pioneros del siglo XX en este campo, en especial la compositora de música clásica, inventora y pianista Mary Elizabeth Hallock: una norteamericana criada en el Líbano que fue de las primeras en trabajar en el arte de la luz. De hecho, el nombre de Nourathar proviene de la adaptación de las expresiones árabes «nour» (luz) y «attar» (esencia de) con el objetivo de describir la música visual que componía y tocaba en sus pianos de luz que ella misma inventó.

En la exposición se incluyen también muchas otras referencias al arte, como los cuadros de Vanitas del siglo XVII o algunas obras de arte moderno de principios del siglo XX.

Un efecto hipnótico

«Se trata de una exposición hipnótica», aseguran los artistas y confirman quienes van a ver Hypnosofía. «Este efecto hipnótico lo conseguimos gracias a la música visual recreada con estas imágenes, la mayoría silenciosa pero que tienen un ritmo y una cadencia muy musical», añade su creadora. Es una búsqueda del «yo» a través de la tecnología, lo contrario que sucede actualmente.

Los mismos elementos utilizados para expandir la luz sirven también para contraponer el pasado y el presente, dando a alguna de sus piezas una estética Steampunk: «Utilizamos técnicas y trucos del siglo XIX con herramientas actuales», continúa Rupérez.

AOPI

AOPINourathar

Otro aspecto que destaca en la muestra es que las piezas interactivas permiten que los usuarios puedan descubrir las conexiones con la luz, el color y el sonido. El que sean interactivas hace que la obra desdibuje esa frontera entre artista y espectador, algo que acerca la pieza al público.

Hypnosofia

La exposición se encuentra en el Espacio Cruz Bajo de Madrid, en la calle Don Ramón de la Cruz nº 15, y estará disponible hasta el domingo, 15 de enero de 2023.
Comentarios
tracking