Fundado en 1910

17 de julio de 2024

El teletrabajo no ha sido la gran solución que parecía traer la pandemia

El teletrabajo no ha sido la gran solución que parecía traer la pandemia

Un gurú de Stanford afirma que el teletrabajo reduce las bajas en una empresa y no afecta a los ascensos

También concluye en su estudio que el teletrabajo no merma el rendimiento, la productividad o la capacidad de innovación de los trabajadores

El gurú del teletrabajo Nick Bloom, economista de la Universidad de Stanford y cerebro de un grupo de investigación sobre trabajo remoto, ha concluido en un estudio publicado en la revista Nature que el teletrabajo reduce las posibilidades de que los trabajadores abandonen la empresa, y no tiene impacto de cara a posibles ascensos.

Como se explica en la revista Fortune, en los últimos tiempos los jefes han redoblado sus demandas de regreso a la oficina. Muchos han aumentado su gasto en el espacio de los lugares de trabajo y han amenazado con vincular el salario y el progreso profesional con el presencialismo. El estudio de Bloom, sin embargo, demuestra que quienes hacen esto pueden quedarse con menos trabajadores.

El estudio constata que trabajar dos días desde casa mejora la satisfacción laboral y reduce la rotación en la empresa en comparación con los que trabajan en la oficina cinco días a la semana.

El informe dividió en dos grupos a más de 1.600 trabajadores de Trip.com, una de las agencias de viajes online más grandes del mundo, y los siguió durante dos años. Un grupo trabajaba a tiempo completo desde la oficina y el otro solo tenía que ir forzosamente tres días. En solo seis meses, el grupo de personas que dejó la empresa se redujo un 33 % en el caso de las personas que contaban con más flexibilidad.

¿Cuáles fueron los motivos? Según la investigación, quienes trabajaron de manera híbrida dijeron que ahorraban tiempo y costes de traslado, ya que muchos no viven cerca de la oficina.

El trabajo híbrido ayudó a retener empleados no directivos que no podían permitirse el lujo de vivir cerca de la oficina, y ahorró dinero a la compañía. El estudio concluye que cada renuncia costaba a la empresa unos 20.000 dólares en contratación y capacitación. La reducción de un 33 % de la deserción ahorraría millones de dólares a la empresa. Conocidos estos datos, Trip.com extendió la política híbrida a todos los empleados de todas las divisiones con efecto inmediato.

La productividad tampoco se resintió

Los líderes empeñados en lograr que los trabajadores regresen a la oficina a menudo citan como argumento la erosión de la cultura o la productividad en el lugar de trabajo. De hecho, los directores del estudio predijeron que el trabajo híbrido reduciría la productividad en un 2,6 %, pero no fue así.

El estudio concluye que trabajar desde casa, al menos dos días a la semana, no tuvo un impacto mensurable en el rendimiento, la productividad o la innovación.

Los directivos se dieron cuenta de esto y cambiaron de opinión sobre el trabajo híbrido después de participar en el estudio: al final creían que los acuerdos flexibles con los trabajadores podrían mejorar la productividad en un 1 %.

Quizás esto explique por qué, incluso después de dos años, el grupo que trabajaba de manera híbrida no había experimentado cambios negativos en las evaluaciones de desempeño ni en las tasas de promoción.

Comentarios
tracking