Fundado en 1910

13 de julio de 2024

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el portavoz del Partido Popular en la Asamblea de Madrid, Carlos Díaz-Pache

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el portavoz del PP en la Asamblea, Carlos Díaz-PacheEuropa Press

Madrid no se apaga

La «Ley Escrivá» es un sinsentido que solo daña la imagen de nuestro país y por ese motivo exigimos al Gobierno que se centre en apuntalar los cimientos ya establecidos

La reciente decisión del Gobierno de Sánchez de imponer a las empresas de los Centros de Procesamiento de Datos (CPD) dejar de invertir en la Comunidad de Madrid es una medida que amenaza con dejar al país, y no solo a Madrid, sin las inversiones necesarias para seguir siendo el motor económico y tecnológico de Europa.

Nuestra región es el faro que ha guiado el desarrollo tecnológico del país, atrayendo talento y empresas de todo el mundo. Sin embargo, esta política de descentralización parece ignorar la importancia de concentrar recursos donde ya existe una base sólida y probada de éxito.

El Gobierno socialista parece estar más interesado en ahogar a la Comunidad de Madrid que en la eficiencia o el retorno de la inversión. Esta estrategia no solo es cuestionable desde el punto de vista económico, sino que también pone en riesgo la posición de liderazgo que Madrid ha construido con esfuerzo y visión a lo largo de los años.

Es vital que las inversiones se dirijan allí donde puedan tener el mayor impacto positivo. Nuestra región ya cuenta con la infraestructura, el talento y el ecosistema empresarial necesario para maximizar los beneficios de los CPD. Desviar fondos a regiones menos preparadas no es más que un desperdicio de recursos y una oportunidad perdida para toda España.

Madrid se encuentra en el centro de España, por donde pasan las líneas de datos que provienen de zonas de aterrizaje de cables de interconexión transatlánticos, como los que llegan a Lisboa y se está consolidando como el punto central de la interconexión con Latinoamérica, África y otras regiones del mundo que acceden a Europa a través de la Península Ibérica.

Por estos motivos y por la simplicidad de las gestiones administrativas para las empresas que quieren instalar estos centros, nuestra región se ha consolidado como un importante hub digital en el sur de Europa, atrayendo inversión también para las Comunidades Autónomas limítrofes.

La «Ley Escrivá» es un sinsentido que solo daña la imagen de nuestro país y por ese motivo exigimos al Gobierno que se centre en apuntalar los cimientos ya establecidos. No podemos permitir que la política partidista comprometa el futuro tecnológico y económico de nuestra región y, por extensión, de todo el país.

Comentarios
tracking