El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts a las elecciones catalanas, Carles Puigdemont

El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts a las elecciones catalanas, Carles PuigdemontEuropa Press

Elecciones Cataluña 2024

¿Tiene posibilidades Puigdemont de ser presidente tras las elecciones catalanas?

El candidato de Junts ha anunciado que abandonará la «política activa» si no sale investido como presidente el próximo 12 de mayo

Tras aprobarse la ley de amnistía el pasado mes de marzo, Puigdemont ha asegurado que volverá a España para el debate de investidura . Así, su etapa en el exilio está a punto de llegar a su fin. El líder de Junts, que está llevando la campaña electoral desde el sur de Francia, se presenta como candidato de Junts + Puigdemont per Cataluña; una suma independentista de partidos con la que intentará convertirse de nuevo en el presidente de la Generalidad.

Los sondeos dan como claro ganador al PSC de Salvador Illa, igual que en las pasadas elecciones de 2021, pero esta vez, con más holgura, obteniendo una horquilla de entre 35-42 escaños. Sin embargo, al otro lado, en el brazo independentista, las encuestas se inclinan a favor de Carles Puigdemont. Le dan entre 28 y 30 escaños con un detrimento de ERC, que desciende ligeramente consiguiendo en torno a 27 diputados, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

No obstante, ninguno de los dos partidos obtendría los 68 escaños necesarios para poder formar gobierno en solitario. Con estos pronósticos, la formación de gobierno sigue siendo una verdadera incógnita. Y es que Illa no se asegura –de nuevo– conseguir la mayoría absoluta que le faltó en la pasada legislatura pese a volver a ganar las elecciones. La única fórmula viable de Gobierno sería la del PSC con Esquerra, algo necesario si ERC quiere aprobar finalmente los presupuestos.

Sigue a pie de cañón

Pasan los años y Puigdemont mantiene su intención de culminar el procés que inició en 2017. El prófugo se vuelve a presentar como candidato al Parlamento en una campaña donde su principal objetivo es superar a ERC, su gran rival dentro del independentismo. Para ello, su discurso se basa en demostrar que es el único político capaz de «plantarse» frente al Gobierno socialista.

Todo está por decidir. Sin embargo, la vuelta de Puigdemont a España parece inminente y sólo se sabrá si formará parte del Gobierno catalán cuando se conozcan los resultados electorales y puesto sobre la mesa las diversas opciones para formar gobierno. Lo que es seguro es que Puigdemont crece en apoyos y que su vuelta al Parlamento está más cerca que nunca.

Comentarios
tracking