25 de septiembre de 2022

Un estudiante, en el aula

Un estudiante, en el aulaEP

Libertad de Elección de Lengua

Una familia de Mallorca eleva al Tribunal Superior la primera solicitud de aplicación del 25 %

Llega la primera solicitud ante un alto tribunal en Baleares en defensa de la aplicación del mínimo del 25 % de español en la enseñanza. Ha sido desde Mallorca, donde una familia, tras haber agotado la vía administrativa, se ha visto obligada a acudir al Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJB) para reclamar el derecho a que su hija reciba parte de su educación en español.
Se trata de la familia Iglesias, cuyo padre, Salvador, portavoz de Hablamos Español, explica que en diciembre presentó ante la Consejería de Educación una solicitud de aplicación del 25 % en español pero ésta no ha sido atendida. «Mi hija estudia ESO en un instituto en el que todas las asignaturas se imparten en catalán», lamenta. El objetivo es lograr que sea obligatorio para todos los centros de Baleares que al menos el 25 % de las asignaturas se impartan en castellano ya que «como es sabido, en Baleares un gran número de alumnos son sometidos a una inmersión a la catalana», asegura.
Salvador Iglesias mostrando el requerimiento al TSJB

Salvador Iglesias mostrando el requerimiento al TSJBHablamos Español

Con el precedente del reciente posicionamiento del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sobre la escuela de Canet, desde la asociación esperan que la demanda de Salvador pueda extenderse a más alumnos y animan a más familias que se vean afectadas a que presenten peticiones ante la Consejería de Educación. «Hay que perder el miedo. Esperamos que el caso de Salvador sirva de ejemplo para otras familias», indica la presidenta de la asociación, Gloria Lago.
Y es que no todos los casos son como el mediático de Canet cuya familia fue 'linchada'. «Es positivo contar que durante todos estos meses que han pasado desde que Salvador Iglesias inició el procedimiento administrativo no ha recibido ninguna presión», comenta Lago quien además relata que, en la misma línea, otra familia de Mallorca cuyo hijo es de Primaria se animó a presentar la petición ante Consejería la semana pasada.
«La única forma para acabar con la imposición de lengua respetando los derechos de todos es que se pueda elegir lengua vehicular en la enseñanza, como sucede en todos los países con más de una lengua oficial, donde no hay inmersión ni total ni parcial, pero dado que el 25 % lo podemos reclamar, no vamos a dejar de hacerlo», apunta Lago.
Comentarios
tracking